El portavoz del PSOE, Luis López Bueno, respondió ayer a las críticas del alcalde José López Campos garantizando que "la peatonalización de Calvo Sotelo ni se menciona" en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). Le recomienda que "lea los documentos que aprueba" y estima que está acostumbrado a "mentir en público sin que nadie le responda". Cree que lleva año y medio "con mucho miedo por el trabajo de oposición del PSOE".

El líder socialistacontradice su versión y sostiene que la calle "Calvo Sotelo no tiene ni siquiera una ficha de actuación en el PMUS" y "solo se menciona en la evaluación ambiental". Le pide al gobierno "rigor" y también que deje de "confundir" a los vecinos. Le avergüenza que "el PP "tire por el camino del engaño", una "postura impropia de cualquier gobierno decente" y le pide "argumentos de verdad" para la peatonalización en lugar de "utilizar un documento no vinculante -el PMUS- solo para lo que le interesa". Le recuerda que "hai actuaciones en él que tienen ficha propia y que son incluso más urgentes, como la Avenida de Santiago", si bien "de eso el PP no dice nada".

También responde a las acusaciones de "oportunismo" de López Campos: "oportunista sería dejarle hacer su proyecto sin decir nada, que el gobierno pasara por encima de todo y de todos y después criticar las consecuencias". Incide en que el propio alcalde "reconoció que no tiene claro que es lo que va a hacer y tampoco tiene informes técnicos" así que "no va a ser posible un proyecto decente".

Anuncia que el PSOE tendrá "voluntad colaboradora" como hasta ahora. "Tenemos que representar a los vecinos" y "llevaremos propuestas que hagan que el proyecto sea lo mejor posible", afirma. l PSOE propone "mucho más que cualquier grupo, incluido el gobierno", garantiza.

Prevé llevar a la mesa "problemas" derivados de las peatonalizaciones como el aumento de los precios del alquiler de los bajos comerciales. "Los comerciantes ya se quejan de que los precios son muy elevados y, según los expertos que consulté de Ribeira, Boiro y Redondela, el precio de las rentas tiene a subir en estas calles". Cree que hay que "reflexionar sobre esta cuestión" para "no cargar al comercio más de lo que está".

Valora medidas que beneficien la actividad comercial y ofrezcan comodidades para los vecinos, dependiendo de cómo quede el mapa final de calles que se cierren. También defiende que se mantenga la zona azul "aunque se modifique el sistema de aparcamiento".