Ni la temperatura casi invernal, ni las restricciones de la pandemia, ni siquiera la lluvia impidieron que el Museo Casa do Patrón llevase a cabo su duodécima demostración del Proceso do Liño. Los asistentes a la velada pudieron comprobar todo el tratamiento que exige este material, desde que se cosecha hasta que llega al telar. En otra de las salas del complejo se podía visitar una amplia exposición de ropa de lino. La muestra estará abierta hasta el próximo domingo, día 4 de octubre. La jornada estuvo amenizada por Manoele de Felisa y el grupo de gaitas Os Trasnos.

Pero no fue Doade el único lugar en el que la música invitó a entrar en calor. El ciclo Música no Ar, que organiza la Deputación, recaló en Agolada con el cuarteto de cuerda y oboe de la Orquestra Filharmónica de Pontevedra. El concierto tuvo lugar en el auditorio Manuel Costa Casares a media tarde. Y sin salir de Deza, aún había una tercera opción para resistirse a la tentación de manta, sofá y tarde de tele. El alumnado de la escuela de música de la Unión Musical Ponteledesma ofreció un concierto en el poblado minero de Fontao. Este pase cierra un completo programa cultural de Vila de Cruces que a lo largo del mes propuso música, magia, cuentacuentos y una charla sobre violencia de género.