El alcalde de A Estrada, José López Campos, se muestra partidario de mantener la zona azul en las calles Iryda y Castelao tras redistribuir sus espacios para configurar sendas zonas de estacionamiento en batería y, así, ganar nuevas plazas de aparcamiento público, gratuito y céntrico en el corazón de la villa. Se trata de un modelo similar al aplicado en la Rúa 56 (la cuesta de acceso desde Santiago a la Praza da Farola).

Y es que, subrayó, la zona azul que el ejecutivo local implantó en A Estrada por convicción y sin contar con el apoyo de la oposición ha demostrado ser una medida muy bien valorada por la ciudadanía y, sobre todo, por el comercio. Se trata de "una gestión razonable del dominio público", opinó el munícipe: "la gente rota mucho" con sus vehículos y, de este modo, "se beneficia al comercio".

Su implantación no contó en su día con el apoyo del PSOE ni tampoco del BNG. El gobierno estuvo solo, remarcó López, pero ejerció su responsabilidad: "al final nos toca gobernar". Y eso es lo que hará también en relación con la mejora de la movilidad y la peatonalización del centro del casco urbano proyectados ahora y que se debatirán a las 20.30 horas de mañana en la Mesa de Movilidad.

El regidor niega llegar a esta con las decisiones tomadas. "Garantizo total transparencia", afirma. Aunque él asegura que, a diferencia de lo que dice el PSOE, no fue él quien habló de una posible consulta pública acerca de la peatonalización -admite que el edil Óscar Durán aludió a esta posibilidad en algún momento- está dispuesto a hacer una encuesta ciudadana al respecto si así lo decide la Mesa de Movilidad. Ella evidencia la "participación pública" que requieren este tipo de procesos puesto que en ella se darán cita miembros de la Asociación Comarcal de Empresarios (ACE), de la Asociación de Comerciantes da Estrada (ACOE), de la Asociación de Hosteleiros da Estrada e incluso de los comerciantes contrarios a la peatonalización de las calles más céntricas de la villa. "Hay suficientes órganos para el debate", estimó.

El equipo de gobierno defenderá la peatonalización del centro, alineada con la estrategia del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). En esa línea de humanización y de recuperación de espacios para la ciudadanía situó el proyecto de reforma de la Praza da Feira que constituirá la primera actuación de promoción de la movilidad urbana sostenible de la villa. Por eso, también las tres propuestas de otros tantos estudios arquitectónicos que superaron la primera fase de selección de proyectos de reforma de la Praza da Feira coinciden -como el PMUS- en buscar zonas de carácter preferentemente peatonal.

Las críticas vertidas por el PSOE acerca de la peatonalización no le sorprenden al munícipe. "No espero mucho del PSOE: no estuvieron" con el ejecutivo ni en el asunto de "la ampliación de los jardines ni de la aprobación del PXOM" ni tampoco en el de implantación de la zona azul. Entiende que, una vez más, el principal partido de la oposición busca el "desgaste político" del gobierno "a corto plazo" haciendo gala de un "oportunismo barato". Pero, destacó, lo cierto es que el gobierno no está tomando una decisión unilateral que se haya sacado de la manga sino algo que figuraba en su programa electoral, que recoge el PMUS avalado con los votos favorables del PSOE y susceptible de ser debatido en un órgano en el que "los que quieran van a poder estar" con "voz y voto": la Mesa de Movilidad. "Es "lo más democrático, limpio y transparente", defendió López. La mesa "es una herramienta útil" para debatir las transformaciones en la movilidad que próximamente se van a producir en la Praza da Feira, la calle Ulla y A Portado Sol", por ejemplo.