SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

López defiende que ceder el pabellón 3 al Antón Losada bloquearía la actividad de la Fundación

El alcalde de A Estrada traslada a las consellerías de Industria y Educación la responsabilidad de decidir el espacio en el recinto ferial - Incide en la apuesta del Concello por la formación, pero sugiere usar la nave cinco

Una actividad de un ciclo de la familia de Madeira del IES Antón Losada Diéguez.

Una actividad de un ciclo de la familia de Madeira del IES Antón Losada Diéguez. // Bernabé/Cris M.V.

Fue de los primeros en poner sobre la mesa la necesidad de girar el timón en la Fundación de Exposicións e Congresos de A Estrada para evitar llevar la nave contra las rocas. Eso no puede negársele al alcalde estradense, José López Campos, que en más de una ocasión abogó públicamente por apostar de manera decidida por ceder espacio en el recinto ferial para la formación y la innovación, un fin puesto al servicio de las necesidades actuales de uno de los sectores insignia de la industria del municipio. Sin embargo, López Campos se mostró ayer a favor de realizar una transición "más ordenada". Lo hizo al ser preguntado por la situación que se vive en el IES Antón Losada Diéguez, cuyo consejo escolar resolvió retrasar el inicio de clases de Formación Profesional a la disponibilidad de aulas-taller para sus ciclos ligados a las ramas de carpintería y automoción.

"Creo que fui clarísimo en relación al futuro de la Fundación. Hablamos alto y claro desde el primer momento. El futuro es ese: la formación; hacer de A Estrada el centro de la formación, la innovación o el diseño en este sector", apuntó López Campos, que aseguró que el gobierno que encabeza hizo sus deberes en este asunto. Garantizó el mandatario que trasladó la propuesta de cesión en el recinto ferial "en varias ocasiones" a las consellerías de Educación e Industria. "En dos meses llamé al menos diez veces", aseveró el mandatario, poniendo así de manifiesto su "discrepancia con el centro en que no se está moviendo el tema". Dicho esto, el alcalde tampoco tuvo empacho en confesar que es contrario a la elección de espacio que, según indicó, realizó este instituto estradense. "Para la Fundación, ceder el pabellón tres significa condicionar la totalidad del recinto ferial", expuso.

En el momento de explicar esta afirmación, el alcalde de A Estrada remarcó que ceder para estos talleres el pabellón número tres generaría un problema de accesibilidad al recinto expositivo, ya que es por él por el que se introducen los artículos que se exhiben en los distintos eventos, al presentar las demás naves diferencias de nivel, caso de la escalinata de la entrada principal, por ejemplo. "Es el mejor pabellón de todos" -concedió López- "pero usar el tres significaría que el cuatro, el cinco y el seis no serían operativos". Aseguró el jefe del ejecutivo local que "se dieron varias alternativas, pero el centro quiere el tres". La principal opción ofrecida al instituto fue -indicó- la cesión del pabellón que tiene dos pisos (cinco y seis).

El Concello aceptaría la cesión del pabellón demandando pero "siempre y cuando sea provisional" y dejando claro públicamente que esta elección perjudicaría el funcionamiento de la Fundación do Moble. "Si la Fundación no tiene actividad, hay gastos fijos que a ver quién los asume", subrayó el alcalde, poniendo como ejemplo el hecho de que existen trabajadores que dependen del funcionamiento de esta entidad pública.

"Fui el más claro al decir que hay que hacer una transformación en la Fundación de Exposicións e Congresos; pero una transformación ordenada", consideró el alcalde, que trasladó la responsabilidad en este asunto a las consellerías. "El visto bueno del Concello lo tienen desde hace seis meses. Hablamos alto y claro desde el primero momento. Ahora es Industria quien tiene que mover ficha", sostuvo, recordando que el responsable de este departamento autonómico es también el presidente del patronato de esta fundación. Incidió el regidor en que se pasó el mes de septiembre insistiendo en que había que tomar una determinación con este asunto, ya con independencia de la elección del pabellón en el que se instalen los talleres de Carpintería y Automoción, ya que los de esta última rama están en obras. Sin embargo, la falta de respuesta mantiene el inicio de las clases en suspenso.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats