Carlos Fondevila López falleció ayer a consecuencia de las heridas que se produjo el pasado 7 de septiembre tras sufrir una caída desde el tejado de su casa de Camporrapado, en la parroquia silledense de Cortegada. El hombre murió en el hospital de Santiago, en cuya UCI había sido ingresado.

Nacido en 1971, Carlos Fondevila estaba casado y tenía dos hijos. Guardia civil de profesión, ejercía como responsable del departamento de aduanas del aeropuerto de Santiago de Compostela. Aunque hace unos años se había trasladado a vivir a la capital de Galicia por cuestiones de trabajo y de estudios de sus hijos, mantenía un estrecho vínculo con su tierra. De hecho, era presidente de la Asociación Veciñal e Cultural de Cortegada (Avecuco), a través de la cual fue uno de los artífices de la construcción del nuevo cementerio y de otras mejoras en la iglesia -en la que dirigía un coro- y la parroquia, como el proyecto de rehabilitación de la antigua escuela. También colaboraba en la Festa da Paella.