SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las granjas de porcino incorporan 20.000 plazas más de cebo en el último año

Las explotaciones tienen cabida para cerca de 327.000 cabezas pero eliminan 1.300 puestos de madres - El líder a nivel provincial es Rodeiro, con más de 95.000 animales

Cerdos de una explotación de cebo de la empresa trasdezana Nudesa.

Cerdos de una explotación de cebo de la empresa trasdezana Nudesa.

El año pasado, España exportó 2,71 millones de toneladas de carne y productos elaborados. La cuarta parte de esa cifra tenía a China como destino y, también con esa misma cifra, el Estado se ha convertido en el tercer exportador a escala mundial, superado solo por detrás de Estados Unidos y Alemania.

Vista la demanda de este alimento, es lógico que las explotaciones de Deza y Tabeirós vayan aumentando su capacidad de plazas. Es en la zona norte de la provincia donde se concentra el grueso del cebo industrial de porcino, puesto que cerró el año pasado con 326.876 plazas de cebo, según los datos que ofrecen las estadísticas de la Consellería de Medio Rural y que se reparten entre 311.211 en Deza y 15.665 en Tabeirós-Montes. Son 20.085 plazas más que en 2018.

Salvo en Vila de Cruces (que pasa de un aforo de 5.180 a solo 150) la capacidad de las granjas aumenta en todos los municipios. El incremento más notable se da en Rodeiro, que en la actualidad cuenta con 94.421 plazas de cebo tras haber ganado 12.976. Con estos números, Camba está a la cabeza de la provincia en cuanto a engorde porcino. Lalín lo secunda, pero de lejos: en 2019 sus granjas tenían una capacidad total de 68.999 cabezas, que son 4.852 más que en 2018. El municipio vecino de Silleda también mejora sus cifras, pero de una forma redonda y modesta: incorpora 100 plazas más y se queda en las 66.917. Dozón, el concello más pequeño de Deza, es también un referente en producción de carne de cebo, con 61.732 puestos. Son 500 más en un año. Agolada, por su parte, gana 3.970 y llega a los 18.992.

En Tabeirós-Montes sus dos municipios también amplían su capacidad de cebo, pero de forma sutil: las explotaciones estradenses cuentan ahora con 1.639 puestos más y tienen, en conjunto, 8.946, mientras que Forcarei gana 1.078 para llegar a las 6.719. Decíamos que las comarcas son punteras en producción de cebo, y basta ver las cifras: fuera de ellas, el municipio con la mayor capacidad de cebo es Vilaboa, y tiene 5.180 plazas.

Mientras aumenta la capacidad de cebo para dar cabida a la demanda de carne, se recorta levemente el número de reproductoras. En la zona hay 15.732 madres, de las que 13.802 están en granjas dezanas y las 1.930 restantes en A estrada y Forcarei. De nuevo Vila de Cruces cercena su producción, al pasar de 1.014 madres a solo 75, mientras que a Estrada también reduce 400 plazas de madres y se queda con 1.660. Así las cosas, en total se perdieron 1.339 puestos de reproductoras, ya que los demás municipios mantienen las cifras de 2018, con 750 madres en Rodeiro, 2.832 en Lalín, 6.024 en Silleda, 1.625 en Dozón, 2.496 en Agolada y 270 en Forcarei.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats