La edil de Urbanismo de Lalín, Raquel Lorenzo, indica que el gobierno local acometerá en próximas fechas "trabajos de mejora de la seguridad en un edificio de la calle C", ahora Nuno Eanes de Cercio. El inmueble está sin inquilinos y en estado de abandono, lo que según los informes técnicos municipales supone "un peligro de seguridad" ya que no hay un control, de acceso al mismo.

El inmueble está ubicado en la esquina entre Nuno Eanes de Cercio y Maruja Gutiérrez. Los informes de los inspectores técnicos municipales reseñar que la construcción precisa de medidas urgentes para mejorar su seguridad". Estas medidas implicarían eliminar el acceso al interior del edificio, instalando algún tipo de cierre provisional, a la vez que se sellan y se retiran los vidrios que tienen peligro de desprendimiento. Además, los informes recomiendas que se conecte la escorrentía del interior del edificio al sumidero de pluviales, dado que cada vez que se producen notables trombas de agua hay problemas de humedad en las aceras colindantes, y ello repercute en la seguridad de las personas que pasan a pie por la zona.

El Concello de Lalín trasladará a la entidad que se encarga de la administración concursal de la constructora propietaria del edificio la necesidad de acometer estas obras correctoras de la seguridad sin que se abordasen y ya expirado el plazo que otorgó la junta d gobierno para acometer estos trabajos, por lo que ejecutivo local decidió realizarlos "con fondos propios, y repercutirán en el nuevo propietario cuando se haga cargo del edificio y pretende ponerlo a la venta y ocuparlo", explica la edil.

De esta forma, el Concello de Lalín habilitará una partida de 3.454 euros (con IVA incluido) para instalar cerramientos de chapa grapada galvanizada en todas aquellas ventanas, puertas y huecos de distintas fachadas del edificio que puedan suponer un acceso al mismo. Así el inmueble va a quedar precintado. Esta cuantía se cargará a los propietarios del edificio una vez que se arregle la situación concursal de la constructora, o cuando el nuevo propietario se haga cargo, como decíamos, del inmueble.

La concejala popular añade que esta medida ya se ejecutó en otros edificios del SUE 4 y en la calle Arenal, para algo tan necesario como garantizar la seguridad de un edificio como estos trabajos de sellado y cerrado. Continuará con medidas similares en otras construcciones que supongan un peligro para los vecinos, por estas en situaciones parecidas.