Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Estrada cierra sus piscinas este domingo pero amplía la temporada para el baño en la playa fluvial

En los meses centrales del verano, el recinto de Liñares recibió unas 6.000 visitas - Las municipales tuvieron casi 2.000 este mes

Aunque el tiempo no anime estos días a ponerse el bañador, el Concello de A Estrada ha decidido finalmente extender la temporada de baño de la playa fluvial de Liñares, que por vez primera se abrió este verano al acceso de todos los estradenses con una afluencia que respalda con contundencia esta apuesta municipal. Así las cosas, aunque estaba previsto que los chapuzones en esta playa terminasen con el mes de agosto, al final el servicio de socorrista se extenderá hasta el 13 de septiembre.

La idea es ofrecer una alternativa de ocio para las familias ahora que se pone punto y final al Campus Deportivo de Verán y que las piscinas municipales adelantan este año su cierre a este domingo. De este modo, si el tiempo acompaña habrá todavía opciones para refrescarse.

En un verano en el que fueron muchos más los ciudadanos que optaron por quedarse en el municipio y buscar alternativas más próximas para disfrutar de sus vacaciones, la playa fluvial se convirtió en el paraje ideaL para que muchos combinasen la apuesta por estar al aire libre con una opción para atajar las altas temperaturas que se registraron durante semanas seguidas, en especial en el mes de julio y en los primeros días de agosto. Además, la posibilidad de organizar -cumpliendo la normativa establecida y previa solicitud en el Concello- eventos fue una oportunidad aprovechada por muchos ciudadanos para realizar sus reuniones al aire libre y en un paraje natural de gran belleza.

Afluencia

Los datos de afluencia al recinto que maneja el departamento municipal de Deportes indican que en el mes de julio la asistencia a la playa fluvial se situó en las 3.500 personas, calculando que agosto pueda cerrarse con otras 2.500, ya que hasta el miércoles habían acudido a la playa 2.140 personas en un mes cuya segunda quincena deparó varios días seguidos de lluvia e inestabilidad meteorológica.

Este fin de semana hay media de docena de solicitudes para la realización de eventos, de manera que se espera que los meses centrales del verano se cierren con una afluencia de alrededor de 6.000 personas.

En cuanto a la piscina municipal, a falta de sumar los accesos que puedan producirse hasta el domingo, recibieron en agosto a 1.820 usuarios, pese a que muchos en diversas jornadas la entrada se quedó a cero por el mal tiempo. Esta situación se produjo, concretamente, en seis jornadas de este último mes, a las que hay que sumar otras cinco en las que las instalaciones están cerradas al público porque los lunes se reservan a las labores de mantenimiento de este complejo lúdico-deportivo.

El aforo máximo registrado en las piscinas municipales, a las que este año hubo que entrar previa reserva por las limitaciones de aforo derivadas a la situación sanitaria, se sitúa en 248 personas en una jornada, siendo la media de visitantes en este mes de agosto de 83. Las citas registradas por teléfono ascienden a 1.230 y las solicitadas por correo electrónico a 283. A mayores, 174 visitantes se presentaron en el recinto sin cita previa.

Una vez cerradas las piscinas municipales y tras el fin de la actividad en el Campus Deportivo de Verán, que se despide el lunes, la playa fluvial de Liñares se presenta como alternativa al parque para disfrutar con los niños al aire libre. Además, si el tiempo lo permite en las primeras semanas de septiembre, todavía tendrán ocasión de darse un baño en las aguas del Liñares, que este año fue más playa que nunca para los estradenses.

Compartir el artículo

stats