La comisión municipal de la Covid-19 de Lalín quedó constituida el lunes de la presente semana, tras realizar la primera reunión de este organismo. La finalidad que tiene es informar, asesorar y ayudar a tomar "medidas colegiadas y consensuadas con los operadores sanitarios y de seguridad pública" sobre la evolución de los rebrotes del coronavirus que se están a producir en el entorno.

El primer encuentro estuvo presidido por el regidor, José Crespo, y coordinado por la edil de Sanidade, Eva Montoto. Además, formaron parte de la misma, la coordinadora médica del Centro de Saúde, Carmen Riádigos; la pediatra del ambulatorio, Raquel Ares; el responsable de Clínica Deza, Javier Vázquez; el jefe de los servicios veterinarios de Saúde Pública da Xunta, José Luis Factor; el jefe provincial de los servicios veterinarios de Sanidade Animal de Pontevedra, Víctor Muñoz; el capitán de la Guardia civil, Antonio Álvarez; el jefe en funciones de la Policía Local, José Luis González; y el jefe de Emerxencias Lalín, Víctor Blanco. La próxima reunión contará con una incorporación de la coordinadora de enfermería del ambulatorio, Ana Ruiz; un representante de Clínica HM La Rosaleda y por petición de los participantes también habrá un farmacéutico.

En la reunión se abordaron cuestiones como la situación de los rebrotes que se están produciendo en la localidad. Los profesionales transmitieron su inquietud por la "relajación en las medidas de contención de la pandemia en algunos grupos de edad que se fue reduciendo a los largo de esta semana por la cuenta del cierre del ocio nocturno". Además, indicaron que aunque son "numerosas las sanciones impuestas por las fuerzas de seguridad y las concienciación aumenta en el global de la población, en parte por cuenta de la aparición de los rebrotes actuales, aunque si siguen dando algunos casos que se están a tratar de controlar", informa la concejala que también participa en las comisiones en su condición de sanitaria.

El regidor puso sobre la mesa el cierre de los parques infantiles que los sanitarios rechazaron esta opción, "teniendo en cuenta los casos totales y más que pequeños contagiados en la localidad no fueron entre ellos, sino derivados de un adulto". Aún así, descartando esta opción, los miembros de la comisión técnica municipal "solicitaron la elaboración de un bando informativo, en el que piden a padres y madres que en la medida de lo posible reduzcan y minimicen el uso de los parques y que, en caso de que se utilicen, se reduzca el aforo de modo importante". Además, solicitan la máxima responsabilidad en el cumplimiento de las normativas relativas a la higiene de manos, distancia social y uso de mascarillas, para así perseverar la saludo de los pequeños y de las familias.

En los relacionado a los actos culturales y de ocio que están programados en el municipio, los asistentes "descartaron la suspensión total de los mismos". Aún así, recomendaron la realización con la reducción de aforo, así como seguimiento de temperatura, evitando que sean los controles de temperatura a la espera y la aglomeración; es decir, se tomará una vez que estén sentados en sus puestos. Además, se hará una comprobación de las mascarillas, colocación de geles hidroalcohólicos en los espacios y la máxima ventilación durante la celebración de los eventos. De este modo, se mantienen los eventos previstos para este fin de semana como son la celebración del Titirideza y la grabación del programa de karaoke que realizará la Televisión de Galicia en la Praza de Galicia.

En cuanto a los centros educativos y las residencias, los miembros de la comisión descartaron posicionarse "al estar coordinadas sanitariamente y en su funcionamiento por otras administraciones que serán las que marquen las directrices, superando el ámbito local".

Todas las medidas tomadas podrán variar en función de la evolución de los casos en la localidad, siempre coordinada con las autoridades sanitarias, antes de que se celebre la siguiente comisión, prevista para la segunda semana de septiembre.