Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las comarcas ceden 910 cotizantes en un año pese al ligero aumento de extranjeros

E Los afiliados de otros países rebasan los 700 sobre los 24.600 totales E Hay 2.600 personas de más de 60 años que continúan en activo

En las comarcas hay 910 personas menos trabajando que hace un año. Así lo indican los datos de afiliación a la Seguridad Social que, cada trimestre, hace públicos la administración autonómica y los últimos son referidos al pasado mes de junio. De esta cantidad, solamente 51 corresponden al período comprendido entre marzo -cuando fue decretado el estado de alarma- y el pasado mes. Aunque fue un trimestre muy complicado para la actividad económica, también en Deza y Tabeirós-Montes, a los expedientes de regulación temporal de empleo hay que atribuirle que esta caída no sea mucho más acusada. Habrá que esperar a ver hasta cuando se prorroga esta medida y también los efectos de la crisis económica, no en un escenario tan inmediato, para determinar el alcance de la crisis sanitaria en la economía de la zona.

La caída de la afiliación es generalizada en las comarcas en el último año pese al ligero empuje de en las altas de los trabajadores extranjeros. Mientras el descenso de los activos de nacionalidad española cae en todos los concellos, los cotizantes nacidos en otros países incluso aumentan en términos absolutos en 18 casos. Lalín, Silleda y A Estrada son, por este orden, los municipios donde hay más extranjeros con un empleo y, en consecuencia, contribuyendo al mantenimiento del sistema público. En los datos divulgados en el día de ayer por el Instituto Galego de Estatística (IGE) se toma como referencia el lugar en el que está empadronada la persona y no -como en el caso del ministerio- el territorio en el que trabaja.

Lalín y A Estrada muestran un volumen semejante de vecinos activos en el mercado laboral, con 7.259 y 7.277 en cada caso al cierre del pasado mes. No obstante, la sangría en la destrucción de empleo es más relevante en la capital de Tabeirós al ceder en doce meses 353 activos frente a los 224 de Lalín. Silleda pierde afiliaciones, pero incluso menos que Vila de Cruces pese a estar este último concello mucho menos poblado. En Trasdeza se contabilizan 3.452 cotizantes -46 menos- y los 1.824 cruceños suponen un descenso de 56. Rodeiro y Agolada rebajan su censo de activos en 13 trabajadores en ambos casos, aunque en Camba hay 922 y en la localidad vecina solo 727. Dozón es el territorio donde la diferencia es menos acusada al pasar de 429 a 412. En Forcarei se perdieron 34 cotizantes, quedando el último censo oficial en 1.022. Y un centenar exacto cedió Cerdedo-Cotobade, que cuenta con 1.702 vecinos en activo.

De los 705 trabajadores extranjeros de las comarcas, el desglose está del siguiente modo: Lalín (253), Silleda (215), Vila de Cruces (34), Rodeiro (22), Agolada (13), Dozón (3), A Estrada (124), Forcarei (17) y 24 corresponden a Cerdedo-Cotobade.

Manterse en activo con una edad avanzada entraña dificultades sobre todo en las profesiones que requieren un mayor esfuerzo físico. Con el eterno debate de adelantar o retrasar la edad de jubilación, en las comarcas hay casi 2.600 vecinos de más de 60 años que siguen trabajando; son 162 más que los contabilizados hace doce meses. Este dato representa un incremento de un punto porcentual. Así las cosas, son 751 los lalinenses que están cotizando a la Seguridad Social los que rebasan esta franja de edad. Otros 359 corresponden a Silleda, 236 son cruceños, 120 rodeirenses y un centenar exacto, agoladeses. En Dozón constan 47 ciudadanos de más de 60 años dentro del mercado laboral. En la comarca de Tabeirós-Montes el informe estadístico indica que 663 pertenecen al término municipal de A Estrada, otros 107 están en Forcarei y los restantes 216 son vecinos de Cerdedo-Cotobade.

Compartir el artículo

stats