Si hace un año los profesionales del Parque Intercomarcal de Bomberos no podían realizar salidas para la retirada de nidos de avispa asiática, ahora se ha convertido en una de sus actividades cotidianas. Reciben avisos prácticamente a diario, eso sí, a través del servicio de emergencias 112. De hecho, en los últimos tres días ya han realizado seis operativos, con siete enjambres de la especie invasora destruidos.

Los bomberos acudieron ayer a una casa del lugar de O Castro, en la parroquia de Breixa, para proceder a la retirada de un nido situado en una cornisa, aparentemente primario, dado su pequeño tamaño. El martes habían ido a la parroquia cruceña de Camanzo para extraer un par de colonias de un tejado de uralita, en este caso secundarios. La jornada de más ajetreo en este sentido fue la del lunes, puesto que el 112 les notificó cuatro avisos para la retirada de otros tantos avisperos. Uno de ellos estaba situado en las instalaciones del restaurante Ponte Taboada y los otros, en viviendas de las parroquias, también silledenses, de Pazos y Abades y en la estradense de Loimil.

Estos profesionales disponen de los equipos y la formación adecuados para desmantelar con seguridad estos nidos, que pueden suponen un problema para la salud de las personas, al margen de los nocivos efectos que la Vespa velutina tiene sobre el medio ambiente, especialmente sobre las abejas melíferas autóctonas, que constituyen una base fundamental de su dieta.