Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JOSÉ CASTEDo GARCÍA | Responsable de centros de Naturgy en A Estrada y Lalín

"Deberíamos revisar la factura de la luz cada tres meses"

"Que no digan que sí a nada por teléfono: que se lo manden por escrito para verificarlo"

José Castedo García, ayer, en su oficina de A Estrada.

José Castedo García, ayer, en su oficina de A Estrada. // Bernabé

El responsable de las oficinas de Aaenor -el centro oficial de atención al cliente de Naturgy- en A Estrada y Lalín, el estradense José Castedo García, protagoniza desde ayer el ciclo de charlas organizadas por la Oficina del Consumidor de A Estrada que dirige Kim Llobet para tratar de explicarle a los estradenses cómo pueden ahorrar en su factura eléctrica, evitando por tanto que caigan en la trampa que suponen falsas ofertas de telemarketing que le prometen abaratarles la luz y, en la práctica, llegan a duplicar o incluso a triplicar el coste del recibo, tal y como denunció Llobet que le está sucediendo a un buen número de usuarios de A Estrada(sumándose más de una veintena de reclamaciones en mes y medio).

-La responsable de la Oficina del Consumidor de A Estrada le derivó a usted numerosos casos de clientes que están teniendo problemas con su factura eléctrica. ¿En qué consisten?

-Lo que sucede es que, con la venta presencial desaparecida, el futuro es la venta online o telefónica. A menudo llaman a los clientes, les crean una necesidad y les apuran. La gente del rural sabe que hubo un cambio en el nombre de la compañía suministradora. Le seguirán llamando Fenosa toda la vida. Ahora es Naturgy. Cuando les llaman, hasta les dicen que les llaman de su marca blanca, cuando no hay. Les hacen temer que si no aceptan lo que les digan les pueden cortar el suministro. Y no graban toda la conversación sino solo la parte que les leen muy rápido y en la que previamente ya les han dicho que tienen que decir que sí a todo. Así, les crean un nerviosismo y una necesidad. Y pican porque el consumo energético es necesario para todo. Aprovechan la ocasión para despistar al cliente. Tenemos una penetración de más del 90% del mercado y esta zona es muy jugosa para las demás comercializadoras. Lo que nos diferencia de ellas y nos hace más fuertes es que tenemos puntos de atención presencial: en A Estrada en el número 26 de Calvo Sotelo y en Lalín en el 5 de Pintor Laxeiro. Lo que estamos viendo es que les cambian de suministradora y les venden servicios de valor añadido. Y hacen una portabilidad. Hasta 10 kilowatios, en lo energético nunca hay compromiso de permanencia pero en los servicios de valor añadido -como que haya técnicos en tu casa en tres horas si tienes un problema- sí. Son contratos de un añoentre la comercializadora y el cliente.

-¿De modo que aunque ustedes logren revertir el proceso y que vuelvan con su anterior suministradora, seguirán comprometidos durante un año con esos nuevos servicios, con el coste que conlleva?

-Sí. Les estamos ayudando a reclamar. Con estas charlas intentamos acercar la información a la gente de primera mano..

-¿Qué consejos le da a los usuarios?

-Lo primero, que no digan que sí a nada por teléfono. Antes deben verificar que la información que les dan es cierta. Que se la manden por escrito, por correo ordinario como nosotros, o por mail. Para verificarla, lo pueden hacer en un punto presencial, como los nuestros. Aunque sean de otra compañía, les podemos orientar. Las variaciones en precio son mínimas. Todos le compramos la electricidad a Nedgia, por lo que las variaciones del precio de la luz son mínimas. Pueden variar entre un 2 o un 3 por ciento. Luego, como hay oferta y demanda, hay ofertas promocionales. Realmente, la factura de la electricidad -que es algo que consumimos a diario- deberíamos revisarla con un experto cada tres meses. Quien lo desee que venga por nuestros puntos de atención de A Estrada y Lalín. Aprovechando ofertas y teniendo bien los conceptos -según lo que utilices- te puedes ahorrar un 5 o un 10 por ciento del coste de la luz de un año.

-El ciclo de charlas arranca en Curantes, Riobó, Callobre y presumiblemente la villa. ¿Habrá más?

-Puede que sí. Vamos a intentar llevar la atención al rural. Si hay gente con dificultades para venir hasta nosotros, intentaremos acercarnos nosotros a la gente para darles información de primera mano e intentar ajustar su factura a lo que precisan, hacerles un traje a la medida de sus necesidades.

Compartir el artículo

stats