Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cantera para los fogones de Lalín

Breogán García Fernández, de 11 años, participa en Madrid en un cásting de ochenta niños para "MasterChef Junior" tras haber sido preseleccionado entre 11.000 solicitantes

El aprendiz lalinense, junto a su amigo y maestro Fran Portela,  en su establecimiento La Perfecta, de Bueu.

El aprendiz lalinense, junto a su amigo y maestro Fran Portela, en su establecimiento La Perfecta, de Bueu.

"Sé cocinar y creo que lo hago bastante bien. Tengo vocación, de mayor quiero ser cocinero". A sus 11 años de edad, Breogán García Fernández lo tiene clarísimo: su futuro está ligado a los fogones. Los espejos en los que se mira son el vasco Martín Berasategui y el gallego Javier Olleros. ¡Nada más y nada menos! "Ah, y Diego Molinera", apostilla el chico, a su regreso del cásting de MasterChef Junior, para el que fue preseleccionado entre unos 11.000 aspirantes de toda España. Le acompañaron y arroparon sus padres, Xavier García y Andrea Fernández, y su hermano Duarte, de 8 años, que no parece que vaya a seguir sus pasos. "No le gusta mucho cocinar. Él y yo preferimos comer lo que nos preparan Xavier y Breogán", se sonríe la madre.

La prueba se desarrolló el pasado lunes en el hotel NH Madrid Ventas con la participación de ochenta niños y niñas de entre 8 y 12 años de edad, de los que Breogán era de los pocos gallegos, si no el único. Su propuesta, como no podía ser menos tratándose de un lalinense, giró en torno al plato más emblemático del municipio: Copa de cocido de Lalín, elaborada con lacón cocido, una espuma de patata, polvo de chorizo, crujiente de pan, mayonesa de grelos germinados y aceite de oliva virgen extra. La idea fue suya, con el asesoramiento de un amigo de la familia, Fran Portela, de la cervecería La Perfecta, ubicada en la Plaza Massó de Bueu, de donde es originaria Andrea Fernández y en donde, recién llegados de Madrid, pasan unos días de descanso.

Para este nuevo representante de la prometedora cantera lalinense fue "un éxito" la experiencia en sí misma, aunque no fuese escogido entre los veinte que se jugarán la presencia en el programa de televisión. De la capital de España se trae como tesoro toda una aventura "muy bonita e inolvidable" que refuerza su vocación culinaria y que le permitió conocer a otro de sus referentes, Josetxo, ganador de la sexta edición de MasterChef Junior, "que me firmó el delantal", proclama un encantado Breogán. Además, su imagen fue una de las elegidas por el famoso espacio de Televisión Española (TVE) para ilustrar el cásting en su perfil de Facebook. Quienes quieran verlo en la tele podrán hacerlo en diciembre, que es cuando se prevé emitir el programa con el que se levantará el telón de la octava edición del concurso culinario infantil. "Después también saldrá en el canal de Youtube de MasterChef y en el de Fórmula TV", resalta el propio Breogán.

"Es un orgullo que lo seleccionaran para ir al cásting. Él es muy seguidor del programa y fue muy emocionante verlo allí, como lo grababan las cámaras haciendo su plato", declara Andrea Fernández, con la boca llena de amor de madre. El mayor de sus dos vástagos estuvo "muy contento y emocionado" durante toda la prueba, tanto que valió la pena "el tute" de ir a Madrid a pesar de las actuales circunstancias sanitarias impuestas por la pandemia del Covid-19 y bajo un calor asfixiante. Eso sí, fue un cásting totalmente "singular" por lo atípico, puesto que el jurado -en cumplimiento de las medidas de seguridad- no probó los platos elaborados por los niños, sino que solo los valoró por su aspecto, su presentación. "Supuso un esfuerzo para la familia, pero también una satisfacción por ver que Breogán cumplía uno de sus sueños", declara la progenitora, al tiempo que destaca la gran cantidad de aspirantes que tomaron parte en el proceso.

Estudiante, músico y atleta

El muchacho, que cumplirá 12 años en octubre, no deja de lado lo que toca a su edad. Ha terminado con una notable media sus estudios primarios en el CEIP Xesús Golmar y en septiembre empezará la ESO en el IES Ramón Aller. Pero su horizonte pasa por seguir aprendiendo los entresijos de la restauración para dedicar su vida profesional a una vocación que tiene muy clara. Para ello cuenta con maestros como su amigo Fran Portela, en Bueu, o la inspiración de Diego López, de La Molinera, en Lalín. Claro que la cocina no es, ni mucho menos, su única pasión, sino que les suma la música y el deporte. De este modo, Breogán compagina su etapa escolar con los estudios en el Conservatorio Profesional de Música de Lalín, toca la trompa en la banda juvenil y ya está empezando a acudir a algunos ensayos con la formación absoluta. Además, forma parte del Club de Atletismo Deza.

Compartir el artículo

stats