Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aventura con conciencia en la naturaleza

Quince jóvenes de toda Galicia participan en un campamento de la Xunta en Silleda

Los participantes en el campamento, ayer, en el Castro de Toiriz.

Los participantes en el campamento, ayer, en el Castro de Toiriz. // Bernabé/Ana Agra

Llegaron el lunes a Silleda y ayer se pusieron manos a la obra. Su primera "aventura" tuvo lugar en el Castro de Toiriz y consistió en la recogida de basura, fundamentalmente procedente del botellón que a menudo realizan en su entorno jóvenes del municipio. El campamento Miniaventura no Deza, que organiza la Consellería de Política Social, cuenta con quince participantes de edades comprendidas entre los 10 y los 14 años y procedentes de distintos puntos de la geografía gallega. Su base de operaciones es el hotel Vía Argentum.

A este complejo de cuatro estrellas fueron llegando los chavales durante la tarde del lunes. Una vez llevadas a cabo las dinámicas de presentación, ayer tocaba ponerse manos a la obra con un taller de reciclaje. Después del desayuno, se desplazaron al yacimiento castreño situado en la periferia del casco urbano de Silleda para realizar una la recogida de desechos plásticos, en su mayoría. Al mediodía retornaron al Vía Argentum para intentar dar nueva vida y nueva utilidad a los materiales recopilados. El taller dio paso a la comida y a una tarde de prácticas deportivas en el entorno del propio hotel, con tirolina, rocódromo o tiro con arco.

Este campamento, que tendrá otro turno en Lalín en agosto, comprende actividades multiaventura en el entorno natural hasta el viernes. Así que hoy está prevista la realización de la ruta de senderismo entre las dos joyas del turismo trasdezano: el monasterio de Carboeiro y la Fervenza do Toxa, en Pazos, en donde tomarán el almuerzo antes de volver sobre sus pasos.

Mañana, jueves, llegará una de las actividades con más éxito entre los chavales, tal como indica el director del campamento, Esteban Troitiño: Un taller de cocina, que se desarrollará en el hotel durante la mañana, junto con otro de percusión. La jornada se completa con una sesión vespertina de kayak en el pantano de Portodemouros.

La miniaventura tocará a su fin el viernes, día 31. Una carrera de orientación por el núcleo urbano de Silleda y sus alrededores centrará la mañana, mientras que durante la tarde será tiempo de hacer las maletas y despedirse para poner rumbo a los respectivos hogares. Atrás habrán quedado cinco días de aventura con conciencia social.

Compartir el artículo

stats