Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sindicatos le dan de plazo hasta el lunes a Florentino para que responda a su reclamación

UGT y CIG impugnarán el ERE extintivo de la firma textil lalinense en caso negativo - Si la empresa accede, la asamblea de trabajadores deberá refrendar el acuerdo - Las indemnizaciones son el único punto de encuentro

Representantes sindicales en la entrada de la factoría de Florentino en Lalín.

Representantes sindicales en la entrada de la factoría de Florentino en Lalín. // Bernabé/Javier Lalín

Salvo sorpresa, el conflicto laboral de Florentino quedará resuelto en uno u otro sentido el próximo lunes. Ese día será cuando la empresa contestará afirmativa o negativamente la reclamación efectuada en la mañana de ayer por los representantes de UGT y CIG en la empresa textil lalinense y que unos y otros declinaron hacer pública. En este sentido, Lourdes Diz, en nombre del sindicato socialista señala que "hicimos nuestra última oferta y lunes sabremos si se firma o se firma con desacuerdo". Diz también manifestó que "intentamos llegar a un acuerdo porque es bueno para todos, pero la empresa está bastante inamovible y de momento no hubo movimiento por su parte". La representante de UGT también subrayó que "este es el único punto de encuentro que hay y esta sería la última oferta posible porque la gente nos dijo claramente que no están dispuestos a moverse de esos postulados". Eso sí, Lourdes Diz no olvida que pase lo que pase este lunes día 27, "no sabemos tampoco si nuestra propuesta se verá refrendada por la asamblea de trabajadores porque al final son ellos los que mandan".

La última y definitiva propuesta de los sindicatos salvo Comisiones Obreras llega después de una enconada reunión que tuvo lugar el jueves en la fábrica del Polígono Lalín 2000. En ella la empresa comenzó aferrada a su planteamiento habitual de 20 días y 13 mensualidades como indemnización. Los sindicatos no lo aceptaron y los representantes de la firma solicitaron un receso para pulir su propuesta. A la vuelta del mismo los sindicatos pidieron 30 días y 20 mensualidades de indemnización, a lo que la empresa replicó con 22 días y 14 mensualidades. Después de otro receso los delegados rechazaron la nueva proposición y se mostraron dispuestos a rebajar sus expectativas hasta 25 días y 16 mensualidades. La empresa textil dijo que no puede asumirlo, que es imposible para Florentino y que carece del dinero necesario para llegar a esas cantidades. Después de eso la mesa se levantó y ahora todo está a expensas de lo que diga Florentino sobre una oferta con carácter definitivo. Lourdes Diz explica que si finalmente no se llegara a un acuerdo "nosotros presentaremos alegaciones al acta resultante y se impugnará este ERE extintivo".

Por su parte, Xabier Aboi (CIG) también reiteró que la oferta de ayer es la definitiva, aunque "hubo algunas llamadas por ahí porque yo creo que hay mucha gente preocupada por el tema". El sindicalista nacionalista añadió que "llamamos a la abogada de la empresa y le dijimos que si había alguna posibilidad y quedó en hacer sus cuentas y decirnos lo que había". Aboy bromeó diciendo que "como decía aquella canción de Lennon démosle una oportunidad a la paz, ¿no?". El representante de la CIG insistió en que "quedamos en no decir públicamente en qué consiste finalmente nuestra propuesta hasta que nos contesten desde Florentino porque si no no tiene sentido". Aboy apostaba ayer a que la respuesta definitiva tendrá que ser el lunes porque "a lo mejor nos llaman mañana (por hoy) a la mañana, pero siendo festivo nos resultaría muy extraño".

Florentino presentó el pasado mes de junio un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para el 33% de su plantilla, o lo que es lo mismo, afectará a medio centenar de los 150 empleados que la sociedad dezana tiene en su factoría del Polígono Lalín 2000 y en sus tiendas. El futuro inmediato, según relataba entonces el propio Florentino Cacheda, pasa por preservar un centenar de puestos, una vez que el objetivo no es otro que la continuidad de la actividad empresarial. La firma confiaba entonces salvar un centenar de los puestos de trabajo tras desvelar FARO DE VIGO que trasladará el 80 por ciento de su producción al norte de Portugal.

Compartir el artículo

stats