La Oficina de Turismo de Lalín tiene cada vez más solicitudes de información de turistas vía telefónica o correo electrónico, cuando hasta hace unos meses esto era impensable. Desde su reapertura, a comienzos de este mes. se siguieron los protocolos de adaptación a la situación poscovid con la limpieza general de las instalaciones y habilitando dispensadores de gel hidroalcohólico, uno automático, así como el uso obligatorio de máscarrillas para visitantes y personal empleado. El personal desinfectó y empaquetó el material que se le entrega en bolsas de papel individuales junto con un mapa del ayuntamiento y los diversos folletos informativos para que el turista los consulte durante su visita.

También se hizo un inventario de los recursos turísticos disponibles de cara a su actualización, contactando con los distintos agentes turísticos, tanto públicos como privados para comprobar horarios, medidas de higiene, aforos a fin de adaptarlos a la situación de post pandemia sanitaria.