Un total de 0,23 hectáreas de monte, el equivalente a 2.300 metros cuadrados de supeficie, ardieron en la mañana de ayer en la parroquia cruceña de Bascuas por causas que se desconocen. Las llamas, que calcinaron en su mayoría monte arbolado, se declararon a las 11.22 horas y fueron extinguidas a las 12.40 horas, según informaron desde la Consellería de Medio Rural. Aunque en un principio se había alertado de la posibilidad de que el fuego podría haber afectado a alguna vivienda de la zona, desde Protección Civil de Vila de Cruces se apuntó que eso no sucedió y que prontó el incendio forestal estuvo controlado por los efectivos movilizados a tal efecto.

En total, trabajaron en la extinción del incendio forestal de Bascuas cuatro brigadas de la Xunta, un agente forestal, dos motobombas de la Xunta y otra del Concello de Vila de Cruces y, también, un helicóptero que estuvo en todo momento sobrevolando la zona para ayudar en los trabajos.