Muchos lo sabían pero pocos querían comentarlo. Las luces de los coches de la Guardia Civil sorprendieron en la noche del jueves a los vecinos de Montillón de Arriba, en la parroquia estradense de Souto. En torno a las 22.15 horas alguien alertó a las fuerzas del orden tras encontrar a un vecino tendido en el suelo con heridas que, más tarde, se confirmarían de gravedad, cometidas con arma blanca y, presuntamente, causadas por su pareja tras una discusión.

Fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil en Pontevedra confirmaron que los hechos se produjeron en la vía pública. Tras ser alertada, la Benemérita movilizó patrullas hasta este enclave del rural estradense. Los agentes procedieron a la detención de la mujer, acusada de un presunto delito de homicidio en grado de tentativa por una supuesta agresión con arma blanca que motivó la apertura de una investigación que todavía continúa en marcha. En la mañana de ayer continuaba detenida a la espera de pasar a disposición judicial, aunque finalmente prestó declaración ante el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de A Estrada..

En cuanto al varón, fue trasladado de forma inmediata hasta el Punto de Atención Continuada (PAC) de A Estrada para la evaluación de sus heridas y, seguidamente, al hospital Clínico de Santiago de Compostela dada la gravedad de las mismas. Todavía se desconocía si su estado le permitiría prestar declaración de forma más o menos inminente.

El juzgado estradense decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para la mujer detenida en relación a este acuchillamiento. Según se confirmó desde el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), durante la instrucción se determinará si la mujer está investigada por homicidio en grado de tentativa o por lesiones graves.

Nadie quería ayer pronunciarse sobre lo sucedido en Montillón. Algunos vecinos aseguraban desconocer qué había pasado y otros prefirieron evitar las declaraciones al respecto. Se trata de una zona en la que reside mucha gente mayor. A pesar de que el altercado se produjo en plena calle y a una hora relativamente temprana, muchos vecinos se encontraban retirados en sus viviendas y no se enteraron de lo sucedido hasta que la noticia corrió ayer por esta parroquia.