Un cruceño residente en Brocos permanece en cuarentena después de haber dado positivo en las pruebas de Covid-19. Según indican desde su familia, se contagió durante un viaje de trabajo en Bilbao mientras comía en un restaurante donde la camarera que le atendió había dado también positivo con anterioridad. Tras confirmarse el contagio, el resto de allegados también se han confinado en sus respectivos domicilios de Brocos a la espera de los resultados que tenían previsto realizar entre ayer y hoy para comprobar si también habían sido contagiados de coronavirus. En concreto, su hermano y la exesposa de éste, y su sobrina de 11 años son los que tenían pensado someterse a los análisis en las últimas horas para determinar si están o no contagiados por el virus, tal y como relataron ayer a esta Redacción.

Cabe recordar que Galicia mantiene a raya los casos activos de Covid-19 a pesar de los nuevos focos de contagio detectados en A Coruña y Vigo conocidos recientemente. Precisamente son estas dos áreas sanitarias las únicas que suman nuevos positivos. El demarcación encabezada por la ciudad olívica ha sumado en las últimas horas siete nuevos diagnósticos, lo que eleva sus pacientes hasta los 27: seis miembros del mismo entorno familiar en Porriño y un joven que dio positivo tras acudir a una fiesta privada en barco en la ría. Sin embargo, el número total de casos activos en Galicia desciende, y de forma notable en las últimas horas. El Sergas notifica 17 positivos menos que el miércoles, lo que sitúa el total en 163.