El consello local del BNG de Lalín acordó de manera unánime en su reunión del pasado martes poner en marcha una campaña de afiliación que desarrollará a lo largo de este verano, con especial intensidad a través de las redes sociales y del trato directo con la ciudadanía. La decisión llega tras comprobar en los últimos meses la existencia de "una creciente ola de simpatía por parte de muchos vecinos", ya que "fueron muchas las personas" que se dirigieron a los nacionalistas para solicitar información sobre su proyecto político y expresaron su voluntad de colaborar.

En el Bloque muestran su convicción de "querer avanzar en la propuesta de abrir un tiempo nuevo" porque Lalín, en palabras de su responsable local, Manuel Carbón, "es un proyecto compartido, un horizonte a definir entre todos". La organización cuenta con "el mayor número de afiliación de toda su historia", pero, lejos de acomodarse, quiere seguir ampliando el número de miembros para construir "un proyecto propio, plural, inclusivo y abierto, que tienda a mano para sumar y hacer realidad un cambio de gobierno en el horizonte de las próximas elecciones municipales". Los nacionalistas no ocultan que "los magníficos resultados" del domingo, con un crecimiento electoral del 191%, hacen que sea "un momento idóneo" para tener un proyecto "potente capaz de mirar al futuro con ilusión".