Un incendio forestal calcinó ayer tarde 3,5 hectáreas de superficie arbórea en las parroquias lalinenses de Maceira y Goiás. Según indica la Consellería de Medio Rural, las llamas se iniciaron sobre las 15.30 horas en Maceira y afectaron, también, al lugar de Val do Boi en la también parroquia de Goiás. El calor reinante durante toda la jornada y el viento que se levantó en ese instante facilitaron la propagación de las llamas conforme pasaban los minutos. A partir de ese instante, un fuerte olor a quemado llegó incluso hasta el casco urbano de la capital dezana y en las redes sociales pronto empezaron a aparecer documentos gráficos de las llamas en este punto del municipio.

En las labores de extinción del fuego que se pusieron en marcha una vez efectuada la señal de alarma fueron movilizados dos agentes forestales, cinco brigadas, cinco motobombas, cuatro helicópteros y dos aviones. Siempre según fuentes de la consellería, el incendio quedó estabilizado en torno a las 18.16 horas y al cierre de esta edición todavía se estaba trabajando en la zona para conseguir sofocarlo. Se da la circunstancia de que no se trata de la primera vez que en terrenos próximos al lugar de Os Porcallos, en Goiás, sufren la lacra de un incendio forestal en lo que va de verano. Medio Rural recuerda el teléfono gratuito y anónimo disponible para denunciar cualquier actividad delictiva incendiaria o sospechas de ella (900 815 085). Así como el servicio gratuito 085, al que se debe llamar en el caso de detectar un incendio forestal.