El Concello de Cerdedo-Cotobade y el Instituto de Estudos do Territorio de la Xunta de Galicia han logrado acreditar la legalidad del convenio rubricado para la rehabilitación de los Baños do San Xusto y, de este modo, según hicieron notar fuentes municipales acaban de "conseguir que el Defensor del Pueblo cierre su expediente contra el convenio, también firmado por la Fegamp" (la Federación Galega de Municipios e Provincias). De este modo, remarcaron las mismas fuentes, "se pone fin a este proceso, en el que la institución estatal sugería la anulación" del convenio de rehabilitación, cifrado en 680.000 euros. Para acreditar su legalidad, administración local y Xunta esgrimieron "todos los informes jurídicos del personal especializado del ejecutivo autonómico", según destacaron ayer desde el Concello, indicando que el proceso y su finalización se incluirán en el informe anual que el Defensor del Pueblo remite a las Cortes Generales.

Desde el Concello de Cerdedo-Cotobade se destacó ayer que "en su resolución final, la entidad que dirige el socialista Francisco Fernández Marugán admite que no tiene competencia alguna para modificar o anular actos de las administraciones públicas, ya que lógicamente dichas circunstancias solo pueden dirimirse en sede judicial" así como que "su labor se limita a la supervisión". Al respecto, agregan desde el Concello, tanto la administración local como la Xunta consideran que la actuación del Defensor del Pueblo fue "irregular y sobrepasando sus funciones".

El alcalde de Cerdedo-Cotobade, Jorge Cubela, hizo notar su satisfacción por el cierre del expediente al entender que así se pone "fin a una situación surrealista que trataba de poner en duda un convenio legalmente impecable, como se firman cientos en España con administraciones regidas por todas las fuerzas políticas". También quiso expresar su agradecimiento a la Xunta "por su firmeza, por su defensa de la legalidad, por su transparencia y por mantener, tal y como correspondía, el convenio y la financiación de los Baños do San Xusto".

También quiso pronunciarse el regidor acerca del dictamen del Defensor del Pueblo, tras analizarlo con los servicios jurídicos. "Está lleno de vaguedades, remisiones a normativas que no tienen que ver con el caso, una postura defensiva que revela un tufillo raro, algunas afirmaciones prepotentes como que esta institución no está sujeta a mandato imperativo alguno y, sobre todo, la concurrencia de una terrible indefensión ya que insiste en que el Concello no tiene un papel relevante en este asunto a pesar de ser el beneficiario del convenio y el que licitó las obras". "En cualquier caso, y a pesar de que lo hace a regañadientes, no le quedó más remedio que cerrar el expediente, como no podía ser de otro modo", apostilló Cubela, señalando acto seguido que el Defensor "reconoce que no debe admitir quejasde otras autoridades -como fue en este caso el alcalde de Ponte Caldelas", según fuentes municipales, aun considerando que "en esta situación, sin dar explicación alguna, esto no debe aplicarse".

Cubela asegura que, más allá de los aspectos jurídicos, en este proceso "primó la defensa de los intereses generales del Concello y de la legalidad" y agradeció la colaboración y el apoyo "de la práctica totalidad de la ciudadanía de Cerdedo-Cotobade, del gobierno local, del personal municipal, de la Xunta de Galicia, de los servicios jurídicos y del grupo municipal del BNG". Agregó que la "llave para que hoy tengamos un final feliz al amparo de la razón y de la ley" fueron "todas las iniciativas puestas en marcha, desde la colocación de los carteles reivindicativos de la obra y el frente institucional hasta los informes de legalidad, la petición de audiencia al Defensor y la solicitud de revocación de su dictamen".

Por último, lamentó la "actitud de boicot contra los Baños od San Xuxto y contra el Concello poor parte del alcalde de Ponte Caldelas, del grupo municipal del PSOE de Cerdedo-Cotobade, del grupo parlamentario socialista y de su agrupación provincial con la connivencia del Defensor del Pueblo, dirigido por un reconocido socialista que fue diputado hasta siete veces bajo esas siglas". "Solo les pido que, si no van a aportar nada a este concello y a sus vecinos, por lo menos que no molesten y que cesen de inmediato en sus constantes ataques a esta tierra porque nos vanaa encontrar siempre de frente en la defensa de sus intereses generales", concluyó.