Las trabajadoras de la escuela infantil del Colegio Sagrado Corazón do Deza consideran que "el Concello de Lalín debería velar por la continuidad de la escuela y, si es viable, ofrecernos la posibilidad de prestar nuestros servicios en el pueblo". Las empleadas recuerdan que "somos profesionales de la enseñanza y queremos trabajar. Solicitamos el mismo trato que trabajadoras que están negociando un ERE porque después de llevar un año luchando para que nuestro centro tenga una continuidad, se nos cierran las puertas porque pertenecemos a la enseñanza concertada". Además, también solicitan "cursos para integrarnos en la vida laboral y una bolsa de trabajo para el personal de la guardería y servicios que el Ayuntamiento pueda negociar".

El colectivo de trabajadoras del Sagrado Corazón recuerdan que llevan desde 2019 sufriendo impagos y que se les deben seis nóminas, además de estar incluidas en un ERTE desde el pasado 20 de marzo. En este sentido, añaden que "los administradores concursales del centro no nos informan a los trabajadores ni tampoco a las familias porque en teoría seguimos en ERTE hasta el 30 de septiembre". Concluyen destacando que "nuestra escuela infantil es necesaria para que todos los niños de Lalín tengan la oportunidad de recibir nuestro servicio. Si no hay continuidad, mucha familias se empadronarán en otros municipios para así poder optar a una plaza".

La Cruz Roja de Lalín repartirá 2.521 kilos de alimentos durante los próximos meses entre las familias de la comarca en dificultad social. La recogida forma parte de la campaña promovida por la Cadena SER, Los40 y Cadena Dial junto con la Fundación Solidaridad Carrefour. La oenegé ya trabaja en la preparación de los distintos lotes.