La Asociación Bigotes Colonias de Gatos en Lalín rescató el martes en la calle B de Lalín a una cría de gato de unos dos meses que se encontraba debajo de los coches allí aparcados. "El domingo por la tarde nos llegó un mensaje pidiendo que si podíamos rescatarlo y por fin el martes a las 21.20 horas lo conseguimos para que hoy (por ayer) pudiera pasar la revisión veterinaria a Animalia". Los responsables del colectivo han decidido ponerle de nombre Gus a un gatito que "tiene una infección de ojos y también fiebre, con lo que necesita antibióticos y tratamiento ocular, además de la desparasitación correspondiente", recuerdan desde Bigotes.

El colectivo dezano se muestra muy agradecido "a Protección Civil de Lalín, que acudió en nuestra ayuda y, sobre todo, a los vecinos que se implicaron muchísimo, indicándonos en que coche estaba escondido el gatito. La verdad es que nos emocionó mucho la respuesta de todos los vecinos de la zona".

Gus no presenta daños mayores a pesar que en Bigotes "fuimos testigos de como un coche le daba un golpe involuntariamente al circular por la calle B". El cachorro evoluciona favorablemente de sus heridas y desde el colectivo animalista lalinense esperan que "pronto podrá comenzar a buscar un hogar y ojalá que sea en la calle B, donde ya viven felices en sus hogares algunos bigotitos adoptados".