La junta de gobierno local de A Estrada dio luz verde ayer a la aprobación inicial del proyecto de urbanización impulsado por la junta de compensación constituida en el municipio a raíz del interés de Sol de Salema (antes Bogaris Retais) de impulsar el primer desarrollo urbanístico privado al abrigo del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), que traerá consigo el asentamiento en la villa estradense de una superficie comercial de la marca Mercadona, concretamente en la avenida de Pontevedra, en la salida de A Estrada en dirección a Cuntis.

La presentación del proyecto de urbanización aprobado ayer inicialmente por el gobierno fue una de las decisiones que la junta de compensación aprobó en la jornada del viernes. Tras su aprobación ayer en junta de gobierno local, el proyecto de urbanización deberá someterse a exposición pública por espacio de 30 días naturales, a partir de la fecha de publicación en el boletín correspondiente. Superado ese trámite le corresponderá a la junta de gobierno local proceder a su aprobación definitiva a finales de julio o en agosto.

Es el último paso de un proceso que arrancó hace ya seis años. Desde entonces, se afrontaron cuatro fases. En primer lugar, se impulsó un plan parcial que fue aprobado en 2018. Luego, se abordó el proyecto de ocupación, que logró su aprobación definitiva en el primer trimestre del presente año. En tercer lugar, se tramitó el proyecto de compensación, cuya exposición pública quedó afectada por la suspensión de plazos derivada de la crisis sanitaria, reanudándose el 1 de junio su exposición pública de 30 días, que concluirá a final de mes. Cuando el gobierno local apruebe definitivamente el proyecto de urbanización, tras su preceptiva exposición pública, habrá concluido la parte urbanística del proyecto.

En paralelo, el Concello espera recibir en julio los informes que está elaborando Fomento en relación con el proyecto de entronque de la N-640 con la futura área comercial mediante una rotonda y un carril de uso exclusivo para esa zona comercial y de la semaforización acometida en el cruce de la N-640 a su paso por la Avenida de Pontevedra con la calle Marín y las Travesís de Pontevedra . Según el alcalde, en Fomento ya "están acabando de informar" dichos proyectos. Responden a la exigencia del ministerio de separar los accesos del área comercial y residencial (de vivienda unifamiliar y también de bloques de vivienda comunitaria (de Protección Oficial gy libre) fue precisamente lo que motivó que el Concello proyectase la semaforización indicada, en aras de la seguridad vial.