Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arnego limpia la biomasa de 588 parcelas

El Pladiga saca las parroquias de Dozón y Bidueiros de la lista de zonas de alta actividad incendiaria E El plan municipal de prevención de A Estrada tiene ya un informe favorable, mientras Agolada está pendiente del envío

El año pasado un convenio entre Medio Rural, la Fegamp y la empresa pública Seaga permitía intervenir en la gestión de la biomasa de 75 parroquias de 35 concellos, caracterizadas por su alta actividad incendiaria. Una de esas parroquias priorizadas era la de Arnego, en Rodeiro. El Pladiga indica que en ella se revisaron 605 parcelas (30,11 hectáreas) para comprobar que sus dueños cumplían con la obligación de desbrozarlas y evitar así la propagación de incendios. Sí se gestionó la biomasa de 588 de esas parcelas (de 28,9 hectáreas en total), mientras que los dueños de otras 17 hicieron caso omiso de la recomendación. Quedaron, de este modo, 1,18 hectáreas sin tratar.

En esos 35 concellos con parroquias priorizadas, se gestionó en total la biomasa de 2.289 hectáreas, divididas en 40.737 parcelas. Pero es que se revisaron 75.301 fincas. En el caso de Rodeiro, se tramitaron 17 notificaciones a los dueños para limpiar sus fincas y hubo 18 publicaciones. Todas quedaron gestionadas y, además, un propietario contrató la limpieza con Seaga (como permite el convenio) para desbrozar 0,11 hectáreas. Además de Rodeiro, en 2019 tenían parroquias priorizadas los concellos pontevedreses de A Cañiza, Fornelos de Montes, Soutomaior y Mos. Eran 10 parroquias en total, con 1.131 hectáreas afectadas. Este año, son 53 municipios gallegos los que tienen que velar por la biomasa de 87 parroquias para minimizar el avance de los fuegos. Ninguno de ellos pertenece al distrito XVI.

Compartir el artículo

stats