El comité de empresa del Colegio Sagrado Corazón do Deza solicita una reunión con el administrador concursal del centro "para conseguir poder comenzar a funcionar con normalidad, en tanto que necesitamos que la documentación a la que tenemos derecho por ley nos se entregada", asegura en un comunicado. Los miembros del comité aseguran haber enviado una convocatoria a Lener Administradores Concursales en el que se solicita la cita para "abrir un diálogo que para nosotros es un derecho fundamental" y donde, además, le piden que entreguen toda la documentación que llevan requiriendo, "llegando incluso a poner en conocimiento de la inspección de Trabajo esta circunstancia", explican en su escrito.

Entre la documentación que exige el comité del Sagrado están los contratos firmados incluidos los "realizados durante los meses que lleva en el centro la administración concursal". También piden datos sobre la situación de la empresa como las nóminas del año 2019 y "explicaciones por parte del administrador concursal al respecto de los errores en los certificados de retenciones del IRPF de los trabajadores de la parte no sostenida con los fondos públicos de la empresa". Además, el comité quiere saber si está elaborado un protocolo de prevención de riesgos laborales frente al Covid-19 en el colegio "incluida la educación infantil de 0 a 3 años y un propio plan de desescalada". También solicitan información sobre el trabajo que la administración concursal realiza sobre el futuro inmediato del centro y sobre qué persona es la responsable "de la admisión del alumnado en la escuela infantil de 0 a 3 años y si se está valorando abrir un nuevo servicio". Desde el comité también se exige una lista de acreedores porque la enviada "todavía es provisional, habida cuenta de que en ella constan trabajadores cuyos contratos desconocemos, como es el caso del señor párroco de Lalín, Marcos Torres, del que no nos consta tenga contrato alguno", dice el comunicado.

Por último, los representantes de los trabajadores del Colegio Sagrado Corazón do Deza quieren hacer saber que "nos llegaron quejas de algunos padres en relación a que el centro no declaró las cuotas de la guardería del año 2019, por lo que ahora las familias no las pueden deducir para la declaración de la renta". El comité del centro espera que sus peticiones sean recogidas por Lener Administradores Concursales.