En pleno confinamiento las horas parecen que pasan más lentas y el aburrimiento también se hace paso, así como el ingenio. Desde hace un mes están surgiendo iniciativas muy solidarias y creativas, pero también son muchos los bulos que circulan por las redes sociales sobre el Covid-19 y también sobre aquello que nada tiene que ver con esta pandemia. Alexandre Stagnitta Mosteiro reside en A Estrada, pero tiene una importante vinculación con el municipio de Agolada, de donde es su familia materna, también asistió algunos años al colegio agoladés y en donde conserva amistades. Ayer se despertó con una noticia sorprendente y que le afectaba a él. Varias personas le llamaron para saber en dónde estaba y si se encontraba bien. La preocupación de más de un conocido estaba más que justificada: un cartel era compartido en redes sociales en donde se alertaba de su desaparición.

Con su nombre completo, aunque con el primer apellido mal escrito, se daba cuenta de su desaparición en el día de ayer en Chapela (Vigo, en donde vive y estudia en la actualidad, y en el mismo aparecía su edad y el apodo con el que es conocido. Todo esto acompañado de una fotografía suya y simulando el cartel usado por la reconocida asociación SOS Desaparecidos cuando lanzan la búsqueda de una persona.

Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

"Empezaron a compartir ese cartel por Instagram, por Facebook y demás y a mí me llamó una amiga para preguntarme dónde estaba, qué me había pasado y yo sorprendido le dije que estaba en casa y fue quien me avisó del cartel que se estaba pasando", cuenta Alexandre Stagnitta que no entiende "esta broma de tan mal gusto" y desconoce quien pueda estar detrás de este bulo. "No sé quien fue. Supongo que sería algún crío aburrido en casa que no piensa que estas cosas son serias", declara. "Además, me da rabia que alguien piense que es mi culpa, que hice yo la broma, porque no", subraya. La foto que usaron para el cartel seguramente fue descargada del Instagram del afectado, en donde él la tenía subida, y además, el artífice de esta broma le conoce bien por todos los datos que usó.

SOS Desaparecidos realiza una labor muy importante para tratar de encontrar a tanta gente que cada día desaparece en el mundo entero y usar su cartel para algo así, es sin duda, un plato de mal gusto. FARO, tras conocer esto, se puso en contacto con el colectivo en Galicia para alertar de este mal uso, algo que ellos no tenían conocimiento. "Son los familiares los que nos avisan, pedimos una copia de la denuncia que certifique que está realizada sino no activamos nada", explica Wenceslao Yáñez, coordinador de SOS Desaparecidos en Galicia, quien informó que trataría de recopilar información para tomar las medidas oportunas y ponerlo en conocimiento de las autoridades pertinentes. "Ya nos pasó a veces, normalmente se localiza a la persona que lo publicó, le envías un correo para que rectifique y se lo pasamos a la Policía o a la Guardia Civil y normalmente, lo quitan, porque lo hacen de broma. Pero en este caso, estamos hablando de una persona que se está dando por desaparecida y no lo está", apunta Yáñez. Él mismo, a través de FARO, se puso en contacto con Stagnitta para pedirle disculpas y aclararle que la asociación no tiene nada que ver con este bulo, a pesar de haber utilizado el modelo de sus carteles de desaparecidos. "Me pidieron disculpas, pero no tienen que pedirme perdón", recalca el afectado.