Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brilat y Policía Autonómica refuerzan a Policía Local y Benemérita en su control de A Estrada

Efectivos de los cuatro cuerpos colaboran para vigilar el cumplimiento del confinamiento - El Ejército patrulla a pie y en vehículos - La Policía Local extrema desde hoy el control sobre el abuso de comprar varias veces al día

Aplauso a los sanitarios en A Estrada el sábado. // Bernabé/Javier Lalín

Aplauso a los sanitarios en A Estrada el sábado. // Bernabé/Javier Lalín

La Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (Brilat) del Ejército de Tierra con base en Figueirido y la Policía Autonómica reforzaron ayer en A Estrada las medidas de control de los movimientos de la ciudadanía que ya vienen realizando a diario los efectivos de la Guardia Civil de la comarca de Tabeirós-Terra de Montes y de la Policía Local de A Estrada. Las imágenes de vehículos de la Brilat estacionados delante de los jardines municipales y en la Avenida de Pontevedra para controlar el acceso a la villa por la N-640 desde Cuntis sorprendieron ayer a los estradenses menos madrugadores a través de las redes sociales.

Pero dos patrullas de la Brilat habían recorrido desde primera hora el corazón de la villa, a pie y en vehículos, bajo la pretensión de incitar a la ciudadanía al cumplimiento del confinamiento. Patrullaron en colaboración con la Guardia Civil y la Policía Local, estableciendo controles en calles y vías de comunicación, como ya viene haciendo la Policía Autonómica desde la pasada semana.

En la tarde de ayer, efectivos de los cuatro cuerpos -Ejército, Policía Autonómica, Guardia Civil y Policía Local- se concentraron en la céntrica Praza da Farola, proporcionando una nueva estampa para la historia. También lo había sido el aplauso de homenaje que Policía Local, 061 y Emerxencias de A Estrada le habían brindado a última hora del sábado al personal del centro de salud de A Estrada. Trabajadores del Punto de Atención Continuada (PAC) les correspondieron aplaudiendo también la labor de quienes les homenajeaban.

Se escenificaba así la lucha conjunta de todos los efectivos de emergencia -y también de la ciudadanía, que había sido aplaudida a la vez que aplaudía el avance por las calles desde la Praza do Concello hasta el ambulatorio de los vehículos de la Policía Local, los camiones de Emerxencias y la ambulancia del 061- contra el coronavirus en A Estrada.

Las medidas de control de movimientos impulsadas a convencer a los pocos díscolos que quedan de la necesidad de cumplir el confinamiento obligado para frenar el avance del Covid-19 ya venía motivando con anterioridad acciones conjuntas de la Guardia Civil y la Policía Local, patrullando las calles y los principales accesos a la villa desde Pontevedra, Santiago y Lalín así como puntos neurálgicos de la capital estradense como la Praza da Farola. En estos dispositivos participó, por ejemplo, el viernes la Policía Autonómica. Y, además de los efectivos de seguridad ciudadana de la Guardia Civil en la comarca, a esta labor de control también se han sumado efectivos de Intervención de Armas y de Seprona de A Estrada.

Desde hoy, el control sobre los movimientos de la ciudadanía se endurecerá, explicó ayer el jefe de la Policía Local, Aurelio Fernández. Se intentará así cortar el "abuso de lo que está permitido": salir a la calle para comprar productos de primera necesidad. "Tenemos tiempo para pensar y hacer una compra con previsión: ir, comprar y no volver a salir a la calle. No comprar la fruta ahora, luego el pescado y más tarde la carne. Hay que hacer una compra única, si es una vez a la semana, mejor. El pan se puede congelar. Va en beneficio de todos", concluyó.

En Lalín son cuatro las personas denunciadas por incumplir las restricciones, tal y como apuntó ayer el jefe de la Policía Local, Jesús López Cuñarro. Indicó que dos de los efectivos de la policía se encuentran de baja por pertenecer al grupo de riesgo. Mientras, los bomberos y el personal de Emerxencisa Lalín y de Protección Civil de Agolada continúan los mismos trabajando. En el cuartel de Rodeiro un guardia permanece en cuarentena.

Compartir el artículo

stats