DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Axega gestionó el año pasado un promedio de 562 incidencias mensuales en las comarcas

Los operativos aumentan en cinco de los nueve municipios y totalizan 6.741 - En A Estrada se mantienen y en Lalín suben un 14% - El temporal registrado en diciembre elevó las comunicaciones con el centro de emergencias

Árbol caído sobre la N-525, en A Bandeira, en el temporal de finales de diciembre. // Bernabé/Javier Lalín

Árbol caído sobre la N-525, en A Bandeira, en el temporal de finales de diciembre. // Bernabé/Javier Lalín

La Axencia Galega de Emerxencias (Axega) gestiona desde sus dependencias situadas en A Estrada las incidencias que a diario se producen en la comunidad autónoma. En la capital de Tabeirós opera el Centro Integrado de Atención ás Emerxencias (CIAE 112), desde donde se coordinan las alertas y la programación de operativos con, por ejemplo, las diferentes agrupaciones de Protección Civil o los servicios sanitarios o de seguridad. Esta organización permite a las partes implicadas trabajar de una manera más eficiente, también en aquellas emergencias que aparentemente sean menos relevantes, pues se opera con una metodología definida.

Una vez al año la Axega elabora un balance por municipios que responde al total de llamadas efectuadas a través del número 112. Si en 2018 los operativos registrados en las comarcas habían descendido en torno a un 22% en comparación con doce meses antes, ahora la tendencia se revierte y las exactamente 6.741 incidencias llegadas desde Deza y Tabeirós-Montes son 271 más que las habidas a lo largo de 2018. No obstante, la mayor carga de trabajo para los profesionales del centro de control estradense no procedió de todos los concellos de la zona y cinco de los nueve fueron los que aumentaron las comunicaciones de emergencia. Los números de trazo grueso determinan que desde los municipios de las comarcas se realizaron un promedio de 562 contactos mensuales con la Axega para dar traslado de alguna situación de emergencia.

A Estrada se mantiene como el término municipal desde donde más comunicaciones se incidencias se trasladaron a este servicio público autonómico, con 2.487 casos en el transcurso del pasado año. Esta cifra, no obstante, supone un descenso de una quincena de llamadas, dejando el promedio mensual en 207. Pese a las semejanzas de población y territorio que la capital de Tabeirós tiene con la dezana, los operativos emitidos desde Lalín fueron de nuevo mucho más bajos. En los doce meses del pasado curso desde la cabecera comarcal dezana se efectuaron 1.473 avisos de situaciones de emergencia, lo que representa un incremento respecto al año anterior de 182 casos, quedando el promedio mensual de 2019 en 123 llamadas.

En Silleda el volumen de comunicaciones también baja, aunque lo hace a unos niveles no demasiado relevantes. Los números ofrecidos por la Axega indican que desde este término municipal se efectuaron durante el pasado año 739 llamadas, que son 14 menos que las contabilizadas doce meses antes. En Vila de Cruces hubo un promedio aproximado de una incidencia diaria, una vez que el volumen de comunicaciones con la Axega ascendió a 348, una treintena más en un año. Rodeiro prácticamente calca sus registros, aunque en el cómputo absoluto son cuatro más, alcanzando ahora las 156 incidencias. Agolada es el municipio donde más disminuyeron las conexiones de alerta (en 68 casos en un año) y durante el pasado curso se produjeron exactamente 337 comunicaciones de alerta, con lo que el promedio mensual queda en 28. Desde Dozón, el concello menos poblado de las dos comarcas, se requirió la intervención de los profesionales que atienden este servicio en un total de 187 ocasiones frente a las 154 de un año antes.

En los dos ayuntamientos de Terra de Montes aumentaron las llamadas a este servicio. Así, Forcarei promedió una alerta diaria y un total de 359, que a su vez son 29 más en un año. Mientras que en Cerdedo-Cotobade los contactos con la Axega se vieron incrementados en 67 casos, para totalizar 655.

Distribución de alertas

En lo que respecta a la distribución de las alertas en función de cada uno de los meses del año, en el informe del organismo público se constata un mayor volumen de comunicaciones en el mes de diciembre, algo que se debe atribuir al temporal Fabien que azotó la zona a finales de ese mes. Sirva como ejemplo que en Lalín los picos máximos mensuales no superaron las 150 alertas y hubo algunos de menos de un centenar y en diciembre fueron exactamente 210 o hasta 284 en el caso de A Estrada. En Silleda el balance de llamadas fue de 87, de 43 en Vila de Cruces y hasta 81 en el caso de Cerdedo-Cotobade.

A modo de curiosidad y ya dentro de un contexto autonómico, el 82% de las comunicaciones se efectuaron desde teléfonos móviles y la restantes desde terminales fijos.

Compartir el artículo

stats