Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Timón para una nueva singladura

Con más de siglo y medio de travesía, la Banda de Música Municipal de A Estrada se zambulle en el proceso para escoger un nuevo director

La banda en la escalinata del desaparecido Sanatorio Nuestra Señora del Carmen de A Estrada, en 1978.

La banda en la escalinata del desaparecido Sanatorio Nuestra Señora del Carmen de A Estrada, en 1978.

Le toca comenzar un nuevo capítulo en una historia con muchas páginas. El 2019 fue un año difícil para la Banda de Música Municipal de A Estrada, marcado por dos ausencias que evidenciaron que algo no marchaba del todo bien. Su música no se dejó escuchar en el tradicional concierto de Santa Cecilia y comenzó el 2020 con otra falta: la suya propia -al menos de forma oficial- durante la Cabalgata de Reyes. La formación bandística busca ahora nueva batuta, alguien que tome el timón y emprenda una nueva singladura, con un equipo sólido detrás dispuesto a remar cuando la tempestad lo requiera. Este barco ha de llegar a buen puerto para continuar con viento en popa sus más de 150 años de travesía.

Integrantes de la directiva de la asociación ligada a esta banda volvían a reunirse en la mañana de ayer para evaluar la veintena de candidaturas presentadas para dirigir esta formación musical. El proceso avanza a nivel interno y de esta primera criba saldrá una selección de aspirantes que pasarán a la fase de entrevista. Tras esta llegará el momento de que algunos de los candidatos realicen un ensayo general con la banda, correspondiendo a los integrantes de esta la elección final de la persona que tomará la batuta.

En un momento de cambio, desde la agrupación se calcula que el número de músicos ligados a esta banda ronda los 45. Su media de edad es joven, situándose entre los 20 y los 25 años. Juntos continúan todo un legado en el seno de una de las agrupaciones bandísticas más antiguas de Galicia.

La presencia de la banda va unida a cualquier celebración que se precie en A Estrada, en especial aquellas de mayor solemnidad. No se entenderían unas fiestas patronales sin que su música se deje escuchar por todos los rincones del casco urbano, o sin que la alameda acoja uno de los tradicionales conciertos. La primera vez que tocó en el San Paio fue en el año 1869 y no ha dejado de animar desde entonces las fiestas de todos los estradenses con su repertorio.

Sin embargo, desde la agrupación se apunta que el germen de esta banda se remonta, incluso, más atrás, a 1840 cuando un grupo de músicos de la zona decidieron juntarse para dar rienda suelta a su pasión por la partitura. En todo caso, fue en aquel 1869 cuando la banda se constituyó como institución municipal, siguiendo entonces la batuta de Vicente Novoa. No tardarían en llegar los años de empuje, al abrigo del apoyo brindado por el Concello de A Estrada en calidad de banda municipal.

El puesto de director que ahora pretende cubrirse al frente de esta formación correspondió a lo largo de la historia de la Municipal de A Estrada a Luís Valdés Mota, Bernardo del Río, Juan Moldes Touza, Rogelio Groba, Enrique González Arroita Jáuregui, Eulogio López Masid o, en los últimos años, a Javier Comesaña Pereira, momento en el que la formación comienza a experimentar una renovación y a reducir su media de edad.

Siglo y medio de historia da para mucho. La docena de músicos con los que la Banda Municipal de A Estrada dio sus primeros pasos se ha multiplicado. Toca ahora un punto y seguido. Tras unos meses de incertidumbre, la música volverá a sonar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats