Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puime asegura al comité de huelga del Sagrado que no hay dinero para nóminas

El administrador concursal podría ser nombrado por el Juzgado la próxima semana -Los representantes sindicales califican de "muy rara" la reunión

El Colegio Sagrado Corazón do Deza vivió ayer una tarde convulsa. Las dos reuniones que en principio tenía previsto mantener Félix Puime, administrador independiente del centro, quedaron finalmente reducida a una, la que mantuvo el profesor coruñés con miembros del comité de huelga. En ella, Puime confirmó a los representantes de los trabajadores que el centro carece de dinero para abonar las nóminas que restan por abonar. Además, les comunicó su creencia de que el Juzgado podría nombrar a lo largo de la próxima semana al administrador concursal de la empresa y que antes de que esa persona no comparezca por el colegio la dirección "no hará nada", según informó Marcos Conde, miembro de la CIG-Ensino presente.

Conde no dudó en califica como "muy rara y extraña" la entrevista mantenida con Félix Puime. "La sensación que nos deja es muy triste", añadió mientras recordó que los miembros del comité le afearon "que le eche la culpa a los padres por no pagar cuando el agujero que tiene el colegio es producto de la mala gestión de Joaquín Pereira". En la reunión estuvo presente la práctica totalidad del comité de huelga, que le trasladó a Félix Puime la inquietud actual que existe por el más que incierto futuro del Colegio Sagrado Corazón do Deza.

Suspensión

Por otro lado, la reunión prevista entre representantes del AMPA y el propio Puime fijada para después de la del comité de ayer quedó finalmente cancelada a instancia de los representantes de los padres de los alumnos. Según señaló Agustín Rodríguez, presidente del AMPA, la suspensión se debió que "el pasado viernes en el consejo escolar solicitamos una reunión entre los socios minoritarios, el comité y la administración, con nosotros como oyentes para que todos tengamos la misma versión de los hechos". En este sentido, Rodríguez manifestó su fundado temor de que la gerencia del colegio privado de Lalín desvíe fondos destinados a pagar a su abogado "y no al administrador concursal, para el que nos dijeron que se necesitaba una extraña provisión de fondos de entre 20.000 y 25.000 euros, algo que no es cierto".

Compartir el artículo

stats