El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, mantuvo ayer por la tarde, una reunión de trabajo con el alcalde de Agolada, Luis Calvo. A la misma también asistió la directora xeral de Administración Local, Marta Fernández-Tapias. Este encuentro se enmarca en la rueda de contactos que está manteniendo el vicepresidente con los concellos gallegos para conocer de primera mano sus necesidades y demandas y estudiar posibles vías de colaboración entre la Administración autonómica y las entidades locales con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos, tal y como indicó ayer la Xunta.

"Fue una reunión muy fructuosa y amigable", apuntó el mandatario agoladés después de la asamblea. Durante la misma, Calvo le pidió a Rueda que se reactiven las parcelarias que están pendientes en el municipio, que se avance en la aprobación del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), nueva maquinaria para el servicio de Obras o mejoras en las carreteras. "Les expliqué que las he encontrado en muy mal estado y le comenté todas las necesidades extremas que tenemos en el concello", señala el regidor. Asimismo, invitó al vicepresidente a que se desplace a Agolada para él mismo enseñarle todas estas demandas que son necesarias para los vecinos. "Prometió mirar su agenda y darme una fecha así como informarse de la situación en la que se encuentran los procesos abiertos en relación a las concentraciones parcelarias", indica el alcalde.