Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Efectos de la norma Euro 6 en la comarca

Las gasolineras detectan un alza de vehículos diésel que precisan de un aditivo obligatorio

El 'Adblue' contribuye a disminuir los productos contaminantes del motor - Las estaciones exigen tener todas surtidores, no solo garrafas, para evitar pérdidas - Empresas de camiones optan por tener sus propios tanques

La norma Euro 6, que entró en vigor el 1 de septiembre de 2014, limita la emisiones de los óxidos y dióxido de nitrógeno de los motores diésel a 80 mg/km. De esta forma, los fabricantes que no logren que sus coches cumplan el nuevo límite establecido estarán obligados a incluir un depósito para el aditivo Adblue, que ayude a reducir las emisiones contaminantes de los diésel. Las gasolineras de la comarca detectan un aumento de vehículos que precisan de este aditivo obligatorio, pero algunas todavía esperan la autorización para poder tener un surtidor, lo que les está provocando pérdidas. Garrafas sí que las hay en todas, pero resultan más caras para el cliente y son menos prácticas, sobre todo, en los casos de los camiones. Por ello, incluso empresas de transporte optan por tener sus propios tanques.

Su utilización es sencilla para cualquier conductor ya que el vehículo en cuestión presenta un apertura para rellenar el tanque, exclusivo para el Adblue, y se reposta como si fuese gasóleo y se llena solo cuanto el testigo del cuadro de mandos avisa, según cada cierto número de kilómetros, es decir, no hay que echarlo cada vez que se acuda a la gasolinera.

Asimismo, el precio es más barato que el diésel. El precio medio en España es de 0,60 euros el libro, pero es habitual encontrar precios inferiores o superiores. Por ejemplo, en Lalín el cliente se encuentra con surtidor en la estación de servicio Fervi desde hace aproximadamente dos años; en Agolada, El Cordero Gallego lo tiene desde su apertura hace seis, la de Silleda desde hace cinco y la de Rodeiro del casco urbano también cuenta con uno, entre otras. Todas coinciden en que cada vez hay más demanda de este compuesto. "Porque es algo que precisan, no lo echan por decisión propia, los camiones casi todos y ahora muchísimos coches", indica la responsable de Fervi. En esta estación ayer costaba 0,82 euros el litro, pero esto es algo que va cambiando, igual que los gasóleos.

Sin embargo, no todas las estaciones de servicio pueden contar con un surtidor, lo que facilitaría mucho a la clientela y sería muy favorable para la propia empresa. "Yo lo tengo solicitado porque es necesario porque todos los camiones nuevos necesitan Adblue y ahora también hay muchísimos coches, y tenemos garrafas, pero es más cómodo en surtidor", indica David Campos, responsable de una de las gasolineras de Lalín y de la de Dozón. Explica, que en este caso, es Repsol el que decide en que estaciones de servicio se colocan, algo que seguramente pase con otras marcas, dependiendo de la demanda. "Pero realmente una cosa depende de la otra porque si no tienes Adblue probablemente dejes de vender más litros de combustible porque el cliente si viene a echar Adblue también echa combustible y no echará uno en un lado y el resto en otro sitio", apunta Campos quien considera que esto ayuda a ganar clientes de combustibles. Por lo tanto, se encuentran limitados en este aspecto.

Además de poder repostarlo en la gasolinera, se puede rellenar en el taller, en el concesionario oficial o comprando las garrafas en tiendas especializadas y en las propias gasolineras. En referencia a este aditivo sí es cierto que todavía existe un gran desconocimiento, incluso de su existencia, por parte de aquellos conductores que no tienen vehículos que lo precisen.

Imposible arrancar

Asimismo, para aquellos que no saben como funciona, es importante saber que nunca se debe esperar hasta que esté agotado, porque después será imposible arrancar el motor y será necesario servicio técnico.

Por otro lado, David Campos indica que ante la falta de surtidores en todas las gasolineras existen empresas de transporte e industrias que optan por tener su propio tanque en sus mismas instalaciones, aunque esto conlleva asumir su mantenimiento, ocupa un espacio, puede tener ciertos riesgos... por lo tanto, lo más idóneo sería que se pudiese repostar en todas las estaciones de servicio de cualquier lugar.

Compartir el artículo

stats