Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Míster Pizza cambia de cara

La vecina Ainhoa González toma las riendas del local con más de 25 años de historia

Ainhoa González con una pizza que se regalará el día de la apertura.

Ainhoa González con una pizza que se regalará el día de la apertura.

A cualquier vecino de A Estrada le suena Míster Pizza por no decir que muchos de ellos se han pasado por el local o han pedido una pizza a domicilio. Esteban Covelo, vecino de Ponteareas, fue el impulsor de este local de hostelería, con su pasión por este mundo decidió emprender en el 1994 en el mundo de las pizzas y le puso el añadido de servicio a domicilio. Cuenta que él quería montar un restaurante de alto nivel, "pero en aquellos tiempos no lo vi factible, yo visualicé tener una gran piscina de mariscos en la entrada, pero había que venderlo y por eso cambié la idea". A esto hay que añadirle que para este emprendedor lo mejor siempre es innovar en todo lo que se hace. Así fue como consiguió un Salmón de Oro, por su especialidad. "La creatividad y siempre estar con nuevas ideas es la base", afirma.

Este amante de la cocina resalta que la pizzería actualmente cuenta con un buen nombre y que eso hay que cuidarlo. Durante los últimos trece años el local estuvo gerentado por otras personas que lo dejaron por problemas personales, "pero la buena marcha del negocio sigue ahí y es algo que tienen que cuidar", apunta. El punto clave que resalta este emprendedor es hacer todo en la casa, desde la masa hasta el último ingrediente, "hay que dedicarle muchas horas para que salga bien".

Ahora, Míster Pizza contará con el nombre de Ainhoa González, vecina de Ouzande, que a sus 19 años decidió tomar las riendas para no dejar que se cerrasen las puertas de un local con tantos años de historia. Cuenta que cuando se enteró de que cerraba a través de su padre le comentó que le gustaría cogerlo, porque era un sitio que le gustaba y que para ella tenía un significado especial. "Para mí es un local familiar, donde hay un buen ambiente y que es de toda la vida; me parece muy importante que haya un buen ambiente y que estés a gusto en un sitio, a parte de que la comida esté buena", señala González. Además, explica aunque su padre le dijo que podía ser un trabajo duro, porque le habría que dedicar muchas, tiene claro que mantendrá toda la esencia que tenía para ella cuando asistía como cliente, un ambiente familiar, cercanía con los clientes y una comida con un sabor especial, que es lo que marca la diferencia de este sitio.

Antes de la nueva apertura, esta joven le dio un giro al espacio para que siguiese siendo como antes, pero con un toque personal. A parte de pintura, cambios en la cocina, renovación de maquinaria y algún retoque; decidió colocar un espacio infantil donde habrá juegos para los más pequeños de la familia y así que puedan estar entretenidos. "Me pareció que hacía falta algo así, traeré algún juego, folios y colores para que pinten y alguna cosa más", explica. Además, recalca que es un sitio familiar y por eso decidió emplear un pequeño espacio para las crianzas.

En cuanto a la comida, la idea fundamental es que las pizzas tengan ese sabor que para ella siempre fue característico. Para ello tirará de la sabiduría de Covelo y que le explique esos trucos que hacen falta para que se mantengan igual que siempre. "Yo creo que la clave está en la masa, que es lo más característico, además del cariño que le pongas, si haces las cosas con el corazón saldrán mejor y yo en esto pongo mucho cariño", afirma González. El pollo y las pizzas son dos de los platos fuertes, en sus diferentes estilos, pero a ello añadirán platos combinados y bocadillos, y en función de la marcha irán mirando si añaden más o no, todo se irá viendo con el tiempo.

El un principio nace como un negocio familiar, ya que Ainhoa ha puesto al frente de la cocina a su madre, que será la encargada de elaborar los deliciosos platos. Además, contará con un ayudante de cocina y con un repartidor que ya están al orden del día para poner en marcha los motores. "Espero tener la misma clientela que había y dar atendido a todo el mundo y que estén a gusto", apunta. Mostrando sus nervios por emprender algo nuevo está ilusionada por coger un local que ya tiene mucho bagaje y tratando de innovar.

"Míster Pizza siempre será Míster Pizza", afirma González, quien destaca que quiere seguir manteniendo el buen nombre de este local con el paso del tiempo, que siga siendo un referente en cuanto a un local familiar y que siga teniendo las numerosas llamadas a domicilio que hasta el momento ha tenido. "Creo que sentirse cómodo en un sitio es fundamental y aquí es lo que pasaba, y eso quiero que se mantenga, que la gente que venga y esté a gusto, además de que la comida siga teniendo la misma esencia y que todo sea más o menos igual que antes", explica.

La inauguración será el 12, si todo va bien, a las 19:00 horas y tendrá pizzas dibujadas para los más pequeños y sorpresas que están pensando.

Compartir el artículo

stats