El alcalde de Vila de Cruces, Luis Taboada, confirma que, efectivamente, el Concello ha perdido la ayuda de 35.000 euros de la Xunta para acondicionar el vestuario y aseos de la piscina municipal, tal y como apuntó anteayer el exmandatario, Jesús Otero. Taboada culpa a la empresa adjudicataria de no acabar la actuación debido a las condiciones meteorológicas adversas.

"Nosotros asumimos el gobierno el 16 de junio y el 20 firmé para sacar a concurso esta actuación, pero los pliegos de la misma ya estaban redactados por el PP", asegura el regidor, quien apunta que se adjudicó el 13 de septiembre. "Las piscinas se abrieron en verano, por lo tanto, tampoco se podía comenzar la obra porque obligaría a mantenerlas cerradas y los pliegos no eran correctos porque daban un plazo de ejecución muy reducido", considera Taboada. Afirma que para poder obtener la subvención de la Xunta la obra debería estar certificada en su totalidad el 15 de noviembre; sin embargo, "en los pliegos se estipulaba que la actuación debería estar acabada a día de hoy", apuntó ayer Taboada.

Insiste en que el Concello se puso en contacto en más de una ocasión con la firma, Jtop, Obras y Servicios S.L., porque era necesario tenerla acabada para poder recibir la subvención. "Pero la empresa no la dio terminado, y todavía falta un poco para que esté finalizada, y nos indicó que fue imposible debido a las condiciones climatológicas tan malas de estos meses, y nosotros ya sabíamos que había limitaciones y que corríamos el riesgo de perder la ayuda, como así pasó", indica, quien confirma que ahora tendrán que echar mano de fondos municipales para costear esa cuantía.

Por otra parte, Taboada desmiente que estén ocultando información. "La documentación está ahí para quien quiera y no se le niega a nadie, pero lo extraño es que pidan una que había sido redactada por ellos", concluye.