El temporal Fabien deja un reguero de incidencias en las comarcas. Los distintos servicios de emergencias no paran de retirar decenas de árboles por todos los rincones y a lo largo de estas últimas horas fueron muchos los afectados por la falta de suministro eléctrico. Concretamente, a primera hora de ayer eran al menos unos 6.000 afectados en Deza y Tabeirós, aunque a media que fue pasando el día se fue reponiendo poco a poco el servicio en algunos de los puntos afectados. Chapas, señales, pósters de luz en el suelo o inundaciones son otras de las incidencias.

Muchos hogares tuvieron que echar mano de las velas o de otros métodos, algunos ya desde la mañana del sábado. Los vecinos mostraban especial preocupación por los congeladores porque en esta época están llenos por las matanzas. Otro de los perjudicados fueron los distintos negocios. Restaurantes de Silleda o Rodeiro, incluso, tuvieron que cerrar el sábado por la noche. Ya ayer se prepararon y muchos utilizaron generadores, como fue el caso del Mesón A Roda de Adelán (Rodeiro). "Tuvimos que traer un generador de Chantada, porque llevamos sin luz desde ayer a las ocho de la tarde, por lo que nos obligó a cerrar de noche porque ni nos funcionaba la parrilla, y así hoy podemos continuar con las comida previstas", apuntó Manuel Salgado, propietario este local de hostelería.

Las granjas también sufrieron las consecuencias. Vecinos, como fue el caso de la parroquia de Santa Mariña de Pescoso de Camba, tuvieron que compartir generadores para poder ordeñar el ganado. Los ganaderos también se encuentran con otro grave problema: los tanques de la leche que se encuentran sin electricidad, con todo lo que esto conlleva.

La empresa Naturgy informó en torno a las 10:00 horas de ayer que los afectados eran 3.000 en A Estrada, 2.000 en Forcarei, 900 Rodeiro, 300 en Agolada y 70 Cerdedo. Horas después, a las cinco de la tarde, los datos aportados indicaban que había 780 en Forcarei, 600 en Silleda y Vila de Cruces, respectivamente, 170 en Lalín, 128 en A Estrada, 40 en Agolada y 20 en Dozón. Al cierre de esta edición no había ningunha otra novedad al respecto.

Por su parte, Hidroeléctrica de Silleda ayer continuaba recibiendo avisos de cortes de luz, especialmente en el rural y apuntaban que el casco urbano silledense lleva unos cuatro días, en ciertos casos, que están sin servicio telefónico.

En A Estrada, la pasada noche la borrasca provocó que varios garajes de la zona se inundasen, principalmente en la Avenida de Santiago. Estos inmuebles ya resultaron inundados a lo largo de los últimos días a causa de las lluvias. En la madrugada de ayer, los Servizos de Emerxencias de la localidad tuvieron que actuar puesto que las bombas para achicar el agua, colocadas en los días anteriores, dejaron de funcionar al quedarse sin luz la zona. Los efectivos tuvieron que trasladar un generador para poder solventar la situación. Esta no fue la única incidencia, puesto que los servicios tuvieron que cortar árboles, entre otras actuaciones, además de intervenir en otro bajo inundado en la calle San Paio.

Un árbol singular

El paso de Fabien se llevó al alcornoque más antiguo de Galicia situado en la parroquia estradense de Arnois. Vecinos de la zona se levantaron ayer sobrecogidos al observar la sobreira de Balboa tirada por causa de los vientos de cerca de 120 kilómetros por hora que soplaron durante las jornadas del fin de semana en el municipio. Este motivo fue el que condenó a esta especie que se incluye en el catálogo de 'Árboles Senlleiras' de la Xunta de Galicia. Se trata de un ejemplar de alcornoque de 500 años de vida y que tiene como característica destacable el hueco en el tronco, consecuencia de la podredumbre y calcinación a causa de un incendio sufrido en la década de los 80; esto está recogido en las fichas elaboradas por la diputación provincial en su trabajo sobre árboles singulares.