Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transparencia de los recursos públicos

Los tres concellos pendientes de rendir cuentas aseguran que no perderán ayudas de la Xunta

Cerdedo-Cotobade aprobó ayer en pleno su cuenta general, Lalín lo hará hoy, y la de Rodeiro ya está a exposición pública -Son los únicos municipios de Deza y Tabeirós-Montes que todavía no presentaron el balance de 2018

Sede del Consello de Contas, en Santiago de Compostela. // Xoán Álvarez

Sede del Consello de Contas, en Santiago de Compostela. // Xoán Álvarez

Lalín, Rodeiro y Cerdedo-Cotobade son los únicos concellos de las comarcas que tienen pendiente de aprobar su cuenta general de 2018 y, en consecuencia, todavía no han rendido el documento económico ante el Consello de Contas. Esta cuestión supone, además de vulnerar en plazo de una obligación legal, tiene otras consecuencias como que estos municipios no podrán acceder, mientras no respeten estos tiempos, a las convocatorias de subvenciones de la Xunta. La administración autonómica reserva en sus cuentas para estas ayudas un montante que se acerca a los 300 millones de euros anuales.

Consultadas estas tres administraciones locales sobre su situación a estas alturas del año, en todos los casos garantizan que el acceso a los fondos de la Xunta no está en peligro y que podrán arrancar el próximo año presentándose a aquellas convocatorias que les resulten de interés. Fuentes del gobierno lalinense indican que la aprobación de la cuenta general es uno de los puntos que irá en el orden del día del pleno que se celebra esta mañana, con lo que los tiempos administrativos -publicación del acuerdo en los boletines oficiales y períodos de exposición pública preceptivos- se cumplirán sin más inconvenientes. En todo caso, desde el ejecutivo de José Crespo se indica que se trata de un documento económico del anterior gobierno que, además, trabajó con él en 2018 cuando ya había sido prorrogado el año anterior. Previamente ya se había sacado adelante la liquidación de la cuenta del año de referencia.

El mismo procedimiento fue aprobado ayer en sesión plenaria en Cerdedo-Cotobade. Desde el gobierno de Jorge Cubela se explica que la intención había sido elevar a pleno la cuenta general al pleno de septiembre, pero no fue posible por cuestiones ajenas a la organización del propio ejecutivo. Con todo, el acuerdo se remitirá al boletín correspondiente para su publicación urgente sin que exista un riesgo de que llegue fuera de plazo; es decir, antes del 1 de enero del próximo año.

En términos semejantes se pronuncia el mandatario rodeirense, Luis López. Así, manifiesta que el documento podría haberse aprobado incluso antes del verano, pero que el acuerdo ya fue publicado en el BOP el pasado martes día 26. El mismo establece que, una vez debidamente informada por la Comisión Especial de Contas, la cuenta general se expone al público por un plazo de 23 días por si hubiese reclamaciones. López garantiza que el ayuntamiento de Camba llega a tiempo y que tampoco las posibles subvenciones que puedan llegar por parte de la Xunta estarían comprometidas. Es más, López explica que habitualmente las convocatorias de la administración autonómica no comienzan a divulgarse en los primeros días del año y que hay margen de maniobra.

La obligación de estar al día en la rendición de cuentas para poder optar a las subvenciones de la Xunta fue impuesta en 2012. Y los municipios disponen de diez meses de plazo del año en curso para entregar la documentación económica y financiera del ejercicio. Los que a comienzos de esta semana no habían rendido aún sus cuentas representan un quinto de los concellos gallegos, entre ellos, los de A Coruña, Santiago, Lugo y Ourense.

Compartir el artículo

stats