El grupo municipal socialista de Lalín afirma que el nuevo contrato del Servizo de Axuda no Fogar (SAF), al igual que otros de los últimos procedimientos administrativos, incorpora al 90% el trabajo que dejó realizado el anterior gobierno y, en este caso, el exedil Nicolás González Casares. Aun así, indican que "se observan numerosas carencias en la tramitación, defectos e incógnitas muy importantes que el gobierno tendrá que explicar teniendo en cuenta la importancia de este contrato".

Alega que en la documentación entregada falta el pliego de cláusulas técnicas, algo que, dice, no es tolerable cuando se pretende llevar a pleno. Para el PSOE la carencia del pliego técnico es injustificable y pedirá la entrega inmediata, al margen de la posibilidad de solicitar un pleno extraordinario. Asegura -sin ver el documento- que probablemente será preciso mejorar aspectos como el control de datos y el manejo del cumplimiento de la empresa, uno de los grandes problemas de los últimos años. Estima que deberían incorporarse sistemas digitales que faciliten todos los detalles el control del servicio, dice, algo que se podría hacer con la Plataforma Smart City.

Por otro lado, pregunta dónde está el crédito para sacar adelante el contrato, pues en el presupuesto de este año no aparece. En relación al número de horas del servicio, dice que ya se habían aumentado con el anterior contrato en más del 30% en cada modalidad y ahora se le da salida a las horas ya concedidas por la Xunta.