La Asociación Animalista Libera ha avanzado este viernes una comunicación a la Policía Autonómica contra los responsables de mantener encadenado durante todos los días a un perro en una propiedad en Trasmonte (A Estrada).

Los animalistas explican que esta práctica provoca, no solo problemas físicos a los animales, sino también falta de socialización con personas y otros seres vivos, y suele llevar aparejadas otras vulneraciones de la normativa gallega, como la falta de identificación con microchip, condiciones higiénico-sanitarias cuestionables o carencia de atención veterinaria regular. Libera subraya la necesidad de que los poderes públicos tomen una postura proactiva para prevenir casos de maltrato y abandono animal, ya que en la actualidad las políticas en esta materia "brillan por su ausencia en A Estrada".

Desde Libera apuntan que la Ley de Bienestar Animal de 2017 señala la prohibición de la limitación continuada de movimientos de los animales, como puede ser el encadenamiento perpetuo y contempla sanciones de hasta 5.000 euros.