Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE provincial contacta con la militancia de Lalín para buscar "una solución armónica"

- Valora la posibilidad de crear una nueva ejecutiva local sin tener que nombrar una gestora - Desde la agrupación lalinense se da por zanjada la crisis con la dimisión de González Faílde

David Regades y Román Santalla, en una reunión en la sede local de Unións Agrarias. // Bernabé/Javier Lalín

David Regades y Román Santalla, en una reunión en la sede local de Unións Agrarias. // Bernabé/Javier Lalín

La crisis que atraviesa la Agrupación Socialista de Lalín está siendo seguida muy de cerca por la dirección provincial del PSOE, aunque haya optado por mantenerse en un segundo plano, al menos hacia la opinión pública. Pero la ejecutiva que dirige David Regades toma ahora cartas en el asunto, obligada por el descabezamiento del partido en el municipio, tras la dimisión de José Antonio González Faílde como secretario general. Así, establecerá contactos con la militancia lalinense para tratar de coordinar una "solución armónica, pacífica y definitiva", apuntan desde el órgano provincial del PSOE.

La marcha del secretario general conlleva, automáticamente, la de toda su comisión ejecutiva. En estos casos, tal como establecen los estatutos del partido, corresponde a la dirección provincial nombrar una gestora para encargarse de dirigir la agrupación hasta la celebración de la asamblea local en la que se elige la nueva ejecutiva. Sin embargo, y dada la coyuntura electoral que se avecina, tanto desde Pontevedra como desde Lalín se quiere zanjar la crisis cuánto antes y hacerlo con una propuesta de futuro, no de manera provisional. Por eso, en los contactos con la militancia, la dirección provincial explorará la posibilidad de configurar ya una nueva dirección local.

La salida de González Faílde cogió por sorpresa el pasado domingo a algunos miembros de la ejecutiva local, a pesar de que el comunicado remitido a los medios de comunicación estaba firmado por este órgano. Eso sí, fue recibida con alivio por muchos en el seno de la Agrupación Socialista de Lalín, pues entienden que la decisión de su exsecretario general servirá para reducir las tensiones internas y reconducir la situación con más garantías de estabilidad. "La crisis se da por zanjada", afirmaba ayer uno integrante de la ejecutiva local.

El sentir es compartido desde la dirección provincial del PSdeG, inmersa esta semana en la preparación de la Fiesta de la Rosa, que tendrá lugar el domingo 29 en Vigo. Si las crisis nunca llegan en buen momento, la de Lalín ha pillado a la ejecutiva de Regades con pie y medio en Vigo y con la mente ya puesta en la precampaña que se avecina para las elecciones generales del 10 de noviembre. A esta fecha pretenden llegar los socialistas con el problema resuelto, sin tener que esperar, pues, a la celebración de una asamblea local posterior al 10-N, como habían anunciado.

La caída de la ejecutiva socialista local se produjo en la misma semana en la que salieron a relucir profundas discrepancias entre su máximo responsable y el portavoz municipal, Román Santalla. La situación se tensó tanto que incluso surgieron amenazas de dimisión de algunos de sus cuatro concejales.

Compartir el artículo

stats