La zona de los vinos disfrutó ayer de un evento que se celebra desde hace ahora cuatro años. El entroido de verano llegó la villa estradense a manos del colectivo de fútbol gaélico Irmandinhos y, ante el buen recibimiento, se continuó su organización, de manera que también se impulsan los locales de la zona. La cita, destinada a todas las edades, contó con juegos en la Praza do Mercado, pintacaras y su ya tradicional concurso, en el que el objetivo es comer sandía sin utilizar las manos. Asimismo, la oferta musical estuvo a cargo de los djs Iván Campos, Carlos López y, más tarde, Juanecho.