Los cientos de conductores que pasaban en torno a las 11.00 horas por la N-525, a la altura de Bergazos (Lalín) se vieron sorprendidos por una intensa humareda que salía del concesionario de coches sin carné que la empresa Unimotor tiene en la capital dezana. Según testigos presenciales, un vehículo comenzó a arder por causas que se desconocen y el personal del concesionario actuó con rapidez para evitar que las llamas se propagasen por el interior de la nave y las consecuencias del incidente pudiesen ser imprevisibles. El coche afectado fue evacuado fuera, donde quedó totalmente calcinado en pocos minutos.

Hasta la nave se desplazaron bomberos, que dieron por cerrado el operativo instantes después. Estos profesionales destacaron el protocolo seguido por los empleados de la empresa, primero utilizando extintores para sofocar las llamas, y luego sacando el coche ardido al exterior. Los bomberos regresaron por la tarde para ventilar el humo acumulado, que afectó a otros coches expuestos.