El BNG de A Estrada denunció la falta de políticas medioambientales del gobierno de López Campos tras conocerse los concellos beneficiarios de las bonificaciones de SOGAMA en el recibo de la basura, el cual rebaja un 10% el recibo de la recogida de basura.

La portavoz nacionalista, Susana Camba, aseguró que el Concello de A Estrada se quedó fuera de la bonificación porque "no tiene programas para reducir y reciclar residuos, no tiene políticas medioambientales". A lo que añadió que "el BNG instó al alcalde en el pasado mandato a que se acogiera al plan Revitaliza de compostaje de la Diputación, pero el PP votó en otra y ahora son los vecinos y vecinas los que pagan caro esta decisión política".

De este modo, la concelleira del BNG insta una vez más al gobierno local a "acogerse al plan Revitaliza o a poner en marcha su propio plan con el fin de reducir los residuos sólidos que, como se puede comprobar, redunda en un mejor servicio para todos y todas al tiempo que reduce el recibo de recogida de basura".

Por otro lado, atendiendo a las demandas de vecinos de distintas parroquias del municipio, la formación nacionalista demanda ahora que aumente el número de contenedores de reciclaje en el rural, especialmente de plástico y papel. "Muchos núcleos rurales carecen de contenedores para depositar el plástico", aseguró Camba.

El partido nacionalista aseguró que las administraciones públicas deben dar ejemplo y mostrar la importancia del reciclaje y los "pequeños gestos" en un momento de inflexión de conservación de la tierra. Asimismo, animaron al gobierno local a que "no lo vean solo como una fuente de beneficio de las empresas concesionarias, ni los gastos como un gasto prescindible, sino como una inversión en nuestro futuro como sociedad".