El alcalde de Silleda, Manuel Cuíña, visitó esta mañana los trabajos de urbanización y humanización en la rúa Chousa Nova, en el entorno del centro de salud y el centro de día. Lo hizo junto a miembros de su gobierno, el ingeniero autor del proyecto y responsables de Taboada y Ramos, la empresa adjudicataria de las obras.

El tramo se sometió a una intensa remodelación desde el pasado mes de mayo, y quedarán rematados e inaugurados a finales de la próxima semana. Está acondicionado con pasos sobreelevados, nuevo alumbrado, zonas pavimentadas y ajardinadas. Además, dispondrá de un aparcamiento para unas 40 plazas, así como una parada de taxi y otra de autobús.

La remodelación de Chousa Nova supone una inversión de medio millón de euros y se acomete con cargo al programa DepoRemse, de la Diputación de Pontevedra. Esta iniciativa pretende que los municipios con menos de 50.000 habitantes puedan remodelar sus calles y viarios para facilitar la comunicación entre espacios dotaciones y, sobre todo, dando prioridad a los peatones. Por eso, desde el enlace con las calles María Colmeiro y la Avenida do Parque hasta el cruce con la EP-7201 (la carretera que enlaza con Cachafeiro) y la PO-201 (lleva a Laro), este tramo cambió notablemente de aspecto, al mejorar su accesibilidad y dar prioridad a las personas que se desplazan a pie.