Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Donde la naturaleza se salta el stop

La proliferación de maleza invade calzadas y oculta señales de tráfico en muchas pistas

Señales cubiertas por la maleza en sendas intersecciones de pistas en Anzo y Camposancos. // Fotos: Lucía Galego/Alba Forno

Señales cubiertas por la maleza en sendas intersecciones de pistas en Anzo y Camposancos. // Fotos: Lucía Galego/Alba Forno

La naturaleza es generosa en las tierras dezanas y exhibe durante el verano el esplendor que ha ido adquiriendo desde la primavera. Las vías de comunicación no son ajenas a ello y sus cunetas se van cubriendo de vegetación hasta tal punto que en algunos casos invade ya la propia calzada y dificulta la visibilidad y el tránsito mismo, tanto de vehículos de todo tipo como de personas. Por no hablar del peligro que supone para unos y otros la "desaparición" de las señales de tráfico, devoradas por la exhuberante flora. Un fenómeno que se agudiza en los lugares por donde la desbrozadora lleva años sin asomar. Así es que, llegados a estas alturas del año, son muchas las quejas relacionadas por la proliferación de maleza, que trae consigo el riesgo añadido de los incendios.

A modo de ejemplo traemos aquí dos de esas denuncias formuladas por vecinos de sendas parroquias de Lalín. Una se refiere a la pista que une Anzo con Méixome, tan llena de vegetación que ni siquiera se pueden ver ya las señales de tráfico, como las de stop en algún cruce, con el consiguiente riesgo para la circulación, sobre todo en el caso de usuarios que no son de la zona y no saben quién tiene preferencia en las intersecciones.

Los distintos concellos suelen realizar los desbroces en vísperas de las fiestas parroquiales. Y así sucedió en Camposancos, pero siguen "a monte" varias zonas, caso de A Goleta o Chares de Outeiro, y otras no lo están porque los propios vecinos decidieron tomar las riendas. Incluso en áreas desbrozadas permanecen ocultas las señales de tráfico. "No vamos a hablar de cómo están las aceras, algún vecino quiere poner las cabras a pastar", afirma Alba Forno, edil del PSOE.

Compartir el artículo

stats