El pulmón verde por excelencia del casco urbano de Silleda, el parque municipal de As Pedrosas, volvió a sufrir un nuevo acto vandálico. Fue durante el fin de semana y dio como resultados serios destrozos en 18 báculos de un mobiliario público que solo lleva instalado año y medio. La alcaldesa en funciones, Mónica González Conde, y el edil de Obras e Servizos, Antonio Ferro Losada, se acercaron ayer por la mañana a la zona para comprobar el alcance de los destrozos.

El gobierno local ya tuvo que reponer báculos en varias ocasiones. Conde señala que desde el gobierno municipal lamentan "que se sigan produciendo este tipo de actos contra espacios públicos" y subraya que "hace apenas quince días" se restablecieron los puntos de luz que habían sido dañados a causa de otros actos vandálicos, pero añade que "en este caso estamos ante el ataque más grave de todos los que se han producido hasta ahora". Por eso, el ejecutivo local hace un llamamiento a la ciudadanía y al civismo, apelando a la colaboración de todos los vecinos para poder identificar al autor de estos hechos.

Las obras en As Pedrosas supusieron una inversión de 200.000 euros. Esta cuantía permitió dotar al enclave de senderos, además de reconstruir muros de piedra y colocar la citada iluminación para permitir el uso nocturno de este parque, que ocupa 13.000 metros cuadrados. La zona cuenta con elementos de juego infantiles pero también propuestas destinadas al público adolescentes y juvenil, como una tirolina.

Los operarios municipales comenzaron ayer por la mañana a reponer los báculos que fueron dañados. Los trabajos continuarán durante las próximas jornadas.