Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Evolución de las cotizaciones a la Seguridad Social

Las comarcas cierran el primer semestre con 25.507 afiliados, 359 más que hace un año

Vila de Cruces y Agolada son los únicos concellos que bajan sus cifras - Las altas con nacionalidad extranjera son solo el 2,6% del total -En afiliaciones, siete de cada diez corresponden al sector servicios y a la industria

Miguel G. Montero

Miguel G. Montero

Los concellos de las dos comarcas así como Cerdedo-Cotobade (integrado en la de Pontevedra) cerraron el primer semestre del año con 25.507 personas afiliadas a la Seguridad Social. La cifra supone una mejoría de 359 cotizantes en relación a junio del año pasado, cuando alcanzaba los 25.148. Eso sí, en 2018 la subida en comparación con 2017 había sido bastante mayor, con un incremento de 644 afiliados.

El IGE dio a conocer ayer el volumen de cotizantes según su municipio de residencia. En la comarca dezana contabiliza 15.019 altas, con tan solo dos municipios en los que las cifras de afiliados están por debajo de las de junio de 2018. Son Vila de Cruces, con 1.880 altas, y Agolada, con 761. El primero tiene 31 afiliados menos que el año pasado, y la segunda ha perdido 3.

Es evidente que los dos concellos mayores y más industrializados, Lalín y Silleda, son los que cuentan con más cotizantes y los que tienen los mejores incrementos. La cabecera comarcal llega al segundo semestre con 7.483 inscritos, tras ganar 115, mientras que Trasdeza aporta 3.498, después de incorporar 43. En cuanto a los municipios menores, en Rodeiro hay 968 afiliados, 11 más que hace un año, y en Dozón, 429, que son 18 más.

En Tabeirós-Montes el IGE contabiliza 8.686 afiliados, que se reparten entre los 7.630 de A Estrada (que gana 166 con respecto a un año y ostenta así la subida más notable de la zona) y Forcarei, con 1.056 (sube en 5). Cerdedo-Cotobade alcanzó en junio los 1.802 anotados, que son 35 más que hace un año.

El peso de los trabajadores extranjeros ha aumentado en la zona, pero lo hace de una forma muy sutil. Si al final del primer semestre del año pasado los foráneos eran el 2,5% del total, ahora llegan al 2,6%, con 687 inscritos. El porcentaje más alto vuelve a darse en Silleda, igual que en 2018, puesto que el 5,9% de sus cotizantes, es decir, 207 personas, son extranjeras. El resto de los municipios se mueve en una horquilla de entre el 0,4% de Dozón (13 de sus 748 cotizantes) y el 1,8 de Vila de Cruces (34 de 1.846).

El IGE elabora el informe de afiliados atendiendo a tramos de edad. Al ver los resultados, es fácil adivinar hasta qué punto resulta complicado ingresar en el mercado laboral. Entre los nueve municipios, hay sólo 145 cotizantes con hasta 20 años de edad, mientras que tienen 60 o más llegan a los 2.508. En las dos comarcas, así como en Cerdedo-Cotobade, el tramo de edad con mayor volumen de afiliados es el de 40 a 44 años.

Hay otro dato que maneja el IGE, las afiliaciones, cuya cifra suele ser superior a la de los afiliados porque es habitual que el mismo cotizante esté inscrito en distintos sectores de actividad a la vez, o de forma sucesiva durante un periodo de tiempo. Así, en este caso los nueve municipios suman 26.429 afiliaciones. La cuantía se reparte entre las 15.569 de Deza, las 9.000 de Tabeirós-Terra de Montes y las 1.860 de Cerdedo-Cotobade. Vila de Cruces vuelve a ser el único municipio donde bajan las afiliaciones, en comparación con el año pasado.

En cuanto a las afiliaciones según el sector de actividad, los servicios y la industria se erigen como predominantes. En el sector terciario están afiliadas 16.025 personas, mientras que en la industria figuran otras 4.296. Si sumamos estas dos cuantías, suponen nada menos que el 76% de todas las afiliaciones. Otras áreas económicas ya tienen menos tirón, como la agricultura y pesca, con 3.453 afiliados, o la construcción, con 2.591.

Más hombres que mujeres

El acceso al trabajo todavía es uno de los techos de cristal de la población femenina. De las 26.429 afiliaciones en las comarcas, 14.090 corresponden a varones, mientras que las de las mujeres están bastante por debajo, con 12.339. Por poner algún ejemplo municipal, en Lalín las cotizaciones a la Seguridad Social masculinas son casi medio millar que las femeninas, y en A Estrada las rebasan también en 479 altas.

Compartir el artículo

stats