Ramiro Bahamonde lleva 20 años en el negocio pero la Carnicería Gloria funciona desde hace medio siglo. Precisamente, el sector de la carne, además de las tiendas ecológicas, es el que ha notado el alza del vegetarianismo o veganismo. Sin embargo, Ramiro comenta que aunque se sienta el efecto, se aprecia más la competencia de los supermercados. Asimismo, el carnicero también ha notado un cambio del perfil del cliente, que ahora es más joven. Insiste a su vez en que los vecinos estradenses acuden al mercado porque "apuestan por la calidad, por productos que son mejores para la salud y que, además, son gallegos".