Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Frente común para exigir responsabilidades

Agolada, Santiso, Melide y Toques recogen firmas en repulsa de los vertidos en el Furelos

Representantes políticos de estos cuatro concellos se reúnen en A Cornella y solicitan una reunión con Medio Ambiente -En el río Ulla no se detectó por ahora daño piscícola, pero el agua continúa llegando contaminada

Tras la reunión de los políticos se habilitó un punto de firmas ayer en A Cornella. // Asoc. Troiteiros Río Furelos

Los Concellos de Agolada, Santiso, Melide y Toques unen fuerzas para exigir responsabilidades ante los vertidos industriales detectados hace unos días en el río Furelos en la localidad melidense y que está afectando también al Ulla. Representantes políticos de los cuatro municipios se reunieron ayer por la mañana en la playa fluvial de A Cornella, entre los ayuntamientos de Agolada y Santiso, para enfrentarse en conjunto a la situación. A la cita también asistieron distintos colectivos y se comenzó a recoger in situ firmas para denunciar este atentado y la recogida se trasladará a distintos puntos de los concellos.

El alcalde de Agolada, Luis Calvo, el de Santiso, Manuel Adán, el de Toques, Miguel Buján, y el concejal melidense Xosé Igrexas abordaron la situación e informaron de que están a la espera de poder reunirse con la conselleira de Medio Ambiente, Ánxeles Vázquez, tras solicitar un encuentro el pasado viernes. Ayer comenzaron la recogida de firmas para exigir responsabilidades y para hacer un frente común. "Nosotros colocaremos un punto de recogida de firmas en el consistorio", indicó Luis Calvo. La recogida de firmas y la reunión con la Xunta será el primer paso que pretenden dar los mandatarios para después decidir cuales serán las siguientes actuaciones, tal y como apuntó el regidor de Santiso. "Es una reivindicación para que se solucione el problema porque se sabe donde está y ahí entra quien lo debe solucionar si Medio Ambiente, Augas de Galicia o la propia empresa", incidió el mandatario de Toques.

Al encuentro en A Cornella también asistieron colectivos, entre ellos la Asociación Troiteiros Río Furelos, la Veciñal Melidá o As Regueiras y también vecinos que quisieron mostrar su apoyo y ofrecer ya sus firmas en repulsa a esta acción que está provocando graves consecuencias, entre ellas la alta tasa de mortandad en el Furelos. "El daño piscícola en el Ulla pensamos que de momento no hay porque yo anduve el fin de semana pasado con los guardias del Servicio de Conservación del Medio Ambiente y vimos miles de truchas muertas en el Furelos, pero no las vimos aquí en el Ulla, aunque no quiere decir que no las haya porque es un río más profundo y hay pozos", informa el presidente de la Asociación Troiteiros Río Furelos, Xavier Pazo, que indica que el problema que hay en A Cornella es que el agua sigue llegando contaminada y además están los prejuicios económicos originados a los gerentes del bar del esta área recreativa y también afecta a los bañistas, ya que no se recomienda el baño hasta determinar la peligrosidad que pueda acarrear.

Lucha desde 2005

El colectivo señala que lleva desde 2005 denunciando para luchar contra vertidos continuados y el pasado 17 de marzo, el primer día de pesca, tuvo lugar otro destacado. "Aquí identificaron a dos empresas del polígono de Melide y se encontraron vertidos de sangre y de leche y el Concello de Melide solicitó una auditoría y nos dijeron que en tres meses estaría hecha y se tomaría medidas", explica Pazo.

Compartir el artículo

stats